Quantcast

economía

León es una de las provincias que lideró la pérdida de autónomos en 2018

Castilla y León sumó tres de las seis provincias que más autónomos perdieron en España el año pasado, Zamora, donde se redujeron 2,4 por ciento; Palencia; con 1,9 por ciento menos; y León, donde se perdió un 1,1 por ciento.

imagen
Leticia Pérez / ICAL
Ical | 06/01/2019 - 18:08h.

ATA constató que Castilla y León lideró la pérdida relativa de autónomos de todas las autonomías españolas en 2018, con un descenso de sus afiliados al RETA del uno por ciento, con 1.881 menos que en 2017. "No es el primer año que esta región ocupa este puesto ya que en 2017 fue la segunda con una mayor pérdida y la que más perdió en 2016", recordaron.

Castilla y León sumó tres de las seis provincias que más autónomos perdieron en España el año pasado, Zamora, donde se redujeron 2,4 por ciento; Palencia; con 1,9 por ciento menos; y León, donde se perdió un 1,1 por ciento. Asimismo, el número de autónomos bajó un uno por ciento en Soria; un 0,8 por ciento en Burgos; un 0,7 por ciento en Segovia; un 0,6 por ciento en Valladolid; un 0,4 por ciento en Salamanca; y un 0,3 por ciento en Ávila.

El mal comportamiento de Castilla y León contrasta con el bueno del colectivo en España. El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cerró 2018 con un aumento de 49.986 autónomos (1,6 por ciento), cinco veces más que en 2017 y casi el doble que en 2016. El total de autónomos asciende actualmente a 3.254.663 personas. Se trata del sexto año consecutivo en el que crece el número de trabajadores por cuenta propia. Aunque el crecimiento registrado en los años sucesivos ha sido desigual.

"El año que acaba de finalizar cierra con una media de 137 nuevos autónomos cada día, frente a los 29 del año anterior o los 72 de 2016. 2018 ha sido un año para los autónomos, un año muy importante. Como pasó en 2013, cuando se legisla en favor de los autónomos crece el empleo, tanto por cuenta propia como por cuenta ajena", asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA.

"Se ha notado en gran manera la Ley de Autónomos que se puso completamente en marcha hace justo un año y lo que necesitamos es que 2019 sea un periodo en el que las Administraciones y quien las dirigen nos den estabilidad y certidumbre para tener la confianza necesaria para seguir creciendo y creando empleo", dijo.

Las otras tres comunidades que registraron un descenso de autónomos en el conjunto de 2018 fueron Galicia (0,8 por ciento), arrastrada principalmente por dos de sus provincias que son de las que porcentualmente más pierden en España; Asturias (0,5 por ciento) y Aragón con un descenso anual del 0,3 por ciento.

Por el contrario, de las otras 13 comunidades autónomas, la que mejor registro tuvo en 2018 fue Canarias, con un incremento del 4,3 por ciento de sus autónomos. Le siguieron en mayor incremento porcentual de autónomos Madrid y Baleares (3,2 por ciento) y Andalucía (3,1 por ciento). Uno de cada cuatro nuevos autónomos se dio de alta en la Comunidad de Madrid (12.357 personas en 2018).

Por provincias, encabezó la pérdida de autónomos Orense, con una bajada del 1,9 por ciento. Por el contrario, los mayores crecimientos en cuanto al número de autónomos los registraron las dos provincias canarias Santa Cruz de Tenerife (4,5 por ciento) y Las Palmas (+4,1 por ciento), seguidas de Málaga, que los tres años anteriores lideraba el crecimiento (cuatro por ciento), Alicante y Sevilla (3,5 por ciento). Todas las provincias andaluzas crecieron por encima de la media nacional.

publicidad
Deja tu comentario