Quantcast

MEDIO AMBIENTE

WWF advierte de una disminución del 10% de las aguas superficiales de la cuenca del Duero por el cambio climático

La organización advierte de que parte de los acuíferos del sur de Castilla y León están en riesgo severo de sobreexplotación

peces fauna acuática duero río bernesga león capital barbos bogas  1
Ical | 21/03/2019 - 19:44h.

Un informe de la organización WWF advierte de que la escasez de recursos hídricos se agravará si se cumplen los pronósticos, porque el agua de los ríos o disponible en los embalses ya se ha reducido desde los años 90, una situación que "cada vez irá a más", porque en gran parte de las cuencas españolas, entre ellas la del Duero, se prevén reducciones de más del diez por ciento del agua superficial disponible.

Según la organización, la promoción de nuevos embalses, trasvases o el aumento de la superficie de regadíos no servirá para aumentar la seguridad hídrica, sino para derrochar "ingentes" cantidades de dinero público en infraestructuras "económicamente inviables que destruirán los últimos tramos libres de nuestros ríos".

Por otro lado, alertaron de que parte de los acuíferos de las cuencas que afectan a Castilla y León, en especial en el sur de la Comunidad, se encuentran en riesgo severo de sobreexplotación, con especial preocupación en la zona del acuífero de Los Arenales y el de Medina del Campo. Según este informe recogido por Ical, un tercio del territorio español tiene sus acuíferos en riesgo de sobreexplotación o sobreexplotados, ya que se extrae de ellos "mucho más de lo que se recargan de forma natural".

Esto provoca que sus reservas se reduzcan "de manera peligrosa" y sus aguas se vayan cargando de contaminantes, algo que afecta a la recarga de los humedales y a los caudales estivales de los ríos. Los planes hidrológicos de cuenca elaborados por las autoridades del agua reconocen que el 25 por ciento de los acuíferos (179 de 729) en España están "gravemente sobreexplotados" porque se extrae de ellos más del 80 por ciento de su capacidad de recarga, aunque ya se considera que hay un riesgo significativo de una extracción excesiva cuando esta es a partir del 60 por ciento de la recarga natural.

Desde WWF se explicó que en al hacer alusión en España al uso del agua se hace referencia principalmente a la agricultura en regadío, que consume alrededor del 80 por ciento del agua de las cuencas y, según los datos oficiales, su superficie no ha dejado de crecer en las últimas décadas. Entre 2005 y 2015, la superficie aumentó en un 9,3 por ciento, hasta los 3,6 millones de hectáreas, mientras que el consumo de agua creció un 2,8 por ciento. En aquellas zonas en las que no existe el el agua disponible en ríos y embalses, el uso del agua subterránea ha crecido en un 33 por ciento en esa década.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario