SANIDAD

UGT denuncia "el desprecio a León" de la Junta con el transporte sanitario en ambulancias

La provincia cuenta con sólo dos ambulancias preparadas para el traslado de pacientes Covid, y además el sindicato denuncia que el número de este tipo de vehículos en León y San Andrés del Rabanedo "no ha cambiado desde el 2014" mientras que asegura que Palencia, "con 43.000 habitantes menos disfruta de los mismos recursos que la capital leonesa".

Peio García / ICAL. Actividad en el Servicio de Urgencias del Hospital de León
Transporte sanitario en Urgencias del Hospital de León. // Peio García / ICAL
ileon.com  | 15/10/2020 - 17:30h.

La Federación de Empleados de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (FESP-UGT) denuncia "el desprecio a León" por parte de la Junta de Castilla y León "por el abandono de los recursos de transporte sanitario en la provincia", ya que según este sindicato "continúan siendo los mismos" desde hace seis años.

"A juicio de la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de UGT de León, tanto los trabajadores de Transporte Sanitario como el propio servicio, están siendo maltratados y despreciados por esta Consejería desde hace años", critican en una nota de prensa.

"Desde 2014, y aun encontrándonos en plena crisis sanitaria, los recursos de transporte  sanitario en la provincia de León continúan siendo los mismos. En cambio, otras  provincias como Ávila, Zamora, Burgos o Palencia si han visto incrementando sus  recursos móviles, ampliando los horarios de todos o varios de sus Soportes Vitales  Básicos".

Para FESP-UGT el ejemplo de este abandono se puede mostrar con la escasez de servicios de transporte sanitario en León y San Andrés del Rabanedo –con 123.000  y 30.600 habitantes respectivamente–, "que se encuentran confinadas perimetralmente  y con medidas restrictivas desde el 7 de octubre, disponiendo de dos ambulancias de soporte vital básico y una de soporte vital avanzado de 24 horas para León, y otra de básica de 12 horas San Andrés del Rabanedo; mientras, por contra, Palencia con 80.000 habitantes y las mismas restricciones, dispone de los mismos recursos que la capital leonesa aún con 43.000 habitantes menos".

El comunicado afirma que "si esto no fuera suficiente, las ambulancias de Soporte Vital Básico ubicadas a menos  de 30 km de León como son Benavides de Órbigo, Mansilla de las Mulas y La  Magdalena se encuentran solo de servicio 14 horas, de 8:00 a 22:00. Fuera de ese  horario, los dos Soportes Vitales Básicos. de la ciudad de León, deben asumir gran  parte de las asistencias de esos recursos fuera de servicio, provocando un deterioro  en la calidad asistencial tanto de la población rural como la de León capital".

Sólo dos ambulancias Covid en la provincia

"A todo esto –continúa FESP-UGT– hay que añadir, que la provincia de León en su conjunto solo cuenta en la  actualidad con dos ambulancias de emergencias específicas para Covid-19, una en Ponferrada y otra en León capital, lo que provoca que los Técnicos en Emergencias  Sanitarias lleguen a estar ocho horas o más consecutivas con los EPIs puestos sin pausa  tan siquiera para comer, que los pacientes sufran largas demoras, o los vehículos 'limpios' no destinados para ello sean utilizados para trasladar pacientes de coronavirus".

"A pesar de que los datos epidemiológicos de León son igual o peores que durante la  primera ola de la pandemia, que la presión asistencial ha aumentado exponencialmente, y que la Junta de Castilla y León dice disponer de 635 millones de  euros de gasto para atender las exigencias de la COVID-19, la Consejería de Sanidad no ha implementado ninguna mejora para un servicio público y esencial para las  leonesas y los leoneses, como es el transporte sanitario", critica el sindicato.

Pacientes hacinados en las ambulancias

Los sindicalistas también advierten que "los pacientes de hemodiálisis y oncológicos, en su mayoría de riesgo, deben ir hacinados en los vehículos por falta de recursos", asegurando que llegan a ir "hasta siete en una misma ambulancia" y que los  usuarios del servicio de urgencias "que precisan de transporte sanitario no urgente para ir a sus domicilios o ser ingresados en otros centros sanitarios llegan a esperar incluso hasta 10 horas por la ambulancia".

A esto se suma "que los Técnicos en Emergencias Sanitarias están soportando una inasumible carga de trabajo, llegando a realizar 23 asistencias o mil kilómetros en 24 horas, encontrándose  agotados tras meses de pandemia, que las ambulancias no puedan ser correctamente  desinfectadas entre servicios por falta de tiempo y recursos".

Y remarcan que a los trabajadores de  Transporte Sanitario de León solo se les ha realizado "un mero test rápido de un 65% de fiabilidad", a lo que se suma "un déficit de plantilla respecto al Contrato de Transporte Sanitario de unos cien trabajadores, "además de que tanto Sacyl como la empresa  Ambuibérica obliguen a los Técnicos en Transporte Sanitario a deambular por todos  los servicios de los distintos recintos hospitalarios de la provincia, trasladando a los  pacientes por el interior de los mismos cuando no es ni función ni competencia suya,  suponiendo además un gran foco de contagio para los propios trabajadores y usuarios  del servicio de ambulancias".

UGT demanda "cuanto antes" más vehículos y plantilla de transporte sanitario

Por esta calamitosa situación, la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT de León reclama a la consejera de Sanidad Verónica Casado aumentar el número de vehículos Covid-19 de emergencias incluyendo nuevo personal adscrito a los mismos.

Además , "implementar en todos los Soportes Vitales Básicos de la provincia de León el horario de 24 horas de manera permanente y definitiva, vigilar a la empresa concesionaria el cumplimiento en cuanto al número de  vehículos y horas de prestación de Servicio de Transporte Sanitario no Urgente, instaurar en todos los centros asistenciales de la provincia de León, la  recepción de los pacientes que acuden a través de servicio de ambulancias y mejorar los protocolos de comunicación para el traslado de pacientes infectocontagiosos", en todo este tipo de transportes sanitarios.

Realizar test serológicos a los trabajadores

Por último, también reclaman "realizar test PCR y test serológico tipo Elisa a todos los trabajadores de transporte sanitario de la provincia de León, como así se realizó con los  propios trabajadores del Complejo Asistencial Universitario de León y sus  subcontratas como limpieza o seguridad.

"A juicio de la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de  UGT de León, tanto los trabajadores de Transporte Sanitario como el propio servicio, están siendo maltratados y despreciados por esta Consejería desde hace años, y la  crisis sanitaria no ha hecho más que visibilizar la enorme precariedad laboral existente  en este sector y agudizar las deficiencias y el deterioro del servicio", termina el comunicado.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario