Quantcast

UNA FOTO, UNA HISTORIA

Los jardines verticales del pasaje de Zara y la mala imagen que dan tras la lluvia

La decoración urbana del nuevo pasaje entre las calles San Agustín y Ordoño II, con el nombre de Paz Fernández Peña, muestra los fallos de diseño del mismo y estampas poco sugerentes cuando comienza a secarse el suelo tras los chaparrones; aparte del feo ladrillo visto del edificio del Ayuntamiento.

Jardines Verticales calle Zara - pasaje Paz Fernández Peña
Jesús María López de Uribe | 09/06/2018 - 19:00h.

No todo lo que se instala con la mejor intención sale bien. Así se puede ver en la fotografía de hoy en la sección en la que iLEÓN elige cada semana una fotografía que se ha quedado sin noticia propia. El nuevo pasaje, cuyas obras se iniciaron en febrero de 2016, fue inaugurado oficiosamente este pasado 25 de mayo con el nombre de 'Paz Fernández Peña', la patrona de la Fundación Fernández Peña para la manutención de los niños pobres que gestiona el Obispado de León.

Aparte de haber elegido el Día del Orgullo Friki para dejar franco el pasaje (todavía privado, ya que no ha pasado a propiedad municipal) para el paso de los ciudadanos leoneses, la colocación de las jardineras verticales que la decoran... ha creado un 'pequeño' problema visual absolutamente inesperado tras las lluvias. La foto lo deja bien claro y hay gentes que lo clavan al definirlo: "Al lado de Zara parece que hayan puesto jardineras meonas".

Es un efecto indeseado que posiblemente alguien tenga que resolver, como han hecho quitando las vallas de las obras de Ordoño para que se pueda entrar mejor a la tienda de moda del todopoderoso Amancio Ortega. El problema fundamental es que nadie pensó en la colocación de las jardineras verticales, que es cierto que dan una vida especial al pasaje, y no hay rejillas de desagüe que puedan recoger el agua que absorben las mismas tras la lluvia. Y, claro, la estampa es... pues  más de un callejón del Barrio Húmedo tras una noche de juerga que de la tienda de Zara más grande de toda la comunidad autónoma.

Estos jardines verticales están dispuestos por una empresa de fines sociales de una de las hijas del dueño de Zara, el leonés de Busdongo Amancio Ortega, con vinculación con la Fundación Familiar. Así que parece que habrá que esperar a ver si la empresa constructora de la manzana (la que cambió radicalmente la fachada del edificio más viejo de Ordoño II en una polémica restauración) recibe la llamada de los directivos de Zara para que se instalen unas rejillas de desagüe necesarias para evitar que parezca la calle... lo que parece en la fotografía.

Eso sin desmerecer el trozo de fachada de ladrillo visto que se ve en la imagen, que queda bien feo. ¿Qué edificio será? Pues el del Ayuntamiento de León, que en ese lienzo pegaba con una construcción que ha sido derribada. Quizás el equipo de Gobierno debería ordenar que se tapen esos ladrillos para no afear también el pasaje.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad