Quantcast

Gastronomía

La última moda repostera en Barcelona, los Churronuts, 'plagia' a las rosquillas de San Froilán de León

Una exitosa cadena de cafeterías y confiterías sigue la estela de una supuesta mezcla de churro y Donut que se popularizó en Australia y hasta aparece en una serie norteamericana de televisión, dándoles un aspecto exacto al dulce típico de inequívoco origen leonés.

churronut churronuts dulce repostería confitería copia barcelona 3
El parecido con las Rosquillas de San Froilán es sorprendente. / Redes sociales Alsur Café
ileon.com  | 17/01/2019 - 18:40h.

Aparentan ser furor en Barcelona, en concreto en una cadena de cafeterías, repostería y cócteles cuyo creciente éxito les ha llevado a abrir numerosos establecimientos en la Ciudad Condal. Dicen que se llaman Churronuts y publican, por ejemplo en este artículo de hoy en La Vanguardia, que es el último giro de la moda pastelera de unir dulces ya existentes, en este caso los churros y las rosquillas tipo donut. Incluso los #Churronuts, así escritos, cuentan con un hashtag propio en algunas redes sociales, y existen referencias provenientes de Australia en los años 2015 y 2016.

Sin embargo, todo leonés que se precie sabe que en realidad los susodichos Churronuts son, totalmente en apariencia, en realidad Rosquillas de San Froilán, el típico y exitoso dulce repostero local que pone un sabor inconfundible en las fiestas leonesas de San Froilán cada mes de octubre en el que León o La Virgen del Camino se vuelven más orgullosos de su regional pasado auténticamente rural.

Imagen de los Churronuts de las redes sociales de Alsur Café de Barcelona.
Imagen de los Churronuts de las redes sociales de Alsur Café de Barcelona.
Foto de @sofyleon
Autentica Rosquilla de San Froilán leonesa. / Foto @sofyleon

 

Por eso en León ha causado admiración, y una pizca de indignación, que ahora se 'plagien' las Rosquillas de San Froilán a pesar de que cuentan con una historia perfectamente documentada, como iLeon.com descubrió en este artículo de hace tres años.

En él se atribuía la real autoría de este dulce al maestro confitero leonés Santiago Pérez García en la década de los años 80, que a punto estuvo de perderse para siempre en la Confitería La Coyantina que las lanzó al mercado, y que consiguió recuperar la también veterana Confitería Asturias para, finalmente, encumbrarse a la categoría de éxito local.

Hoy es el día que San Froilán no es lo mismo sin este postre, también llamado a veces 'rosquillas pías', cuya receta es ya patrimonio público y nada secreto a base de leche, sal, mantequilla, harina y huevos, creando una masa esponjosa saborizado con ron, que una vez frita se recubre de un glaseado blanco de azúcar.

Ese es, al cien por cien, el aspecto que ahora dice descubrir el Alsur Café, una cadena barcelonesa que ya cuenta con siete establecimientos en Barcelona. Las rosquillas leonesas ahora rebautizadas como Churronuts han aparecido recientemente en su carta y en sus dinámicas redes sociales. Relata el reciente reportaje que protagoniza este remedo del dulce leonés que la idea es de Andreas Kanakis, socio de la cadena que se originó con un local en el Born barcelonés.

Respecto a la receta, afirman que es secreta, si bien aclaran que de churro tiene poco, porque "la masa tradicional de churro no se adaptaba a nuestras necesidades, así que se mezcla con la de un producto de pastelería escandinava y se le da forma de rosquilla".

En realidad, su interior esponjoso y con pequeños agujeritos alveolados y, sobre todo, el almíbar glaseado que lo decora hace que sea imposible distinguir, al menos a simple vista, un Churronut de una Rosquilla de San Froilán. Si acaso por el tamaño y quizá también por el precio: los Churronuts cuestan 2,5 euros la unidad. La rosquilla leonesa tampoco es que resulte barata: es misión imposible encontrarlas por menos de 20 euros el kilo.

Tampoco es que esta cadena barcelonesa se atribuya abiertamente el invento, aunque sí el aspecto más idéntico al postre leonés. Lo cierto es que admiten que el Churronut ya tiene precedentes internacionales que apuntan, cuando menos, a Australia. Una de las referencias más antiguas que en redes sociales se pueden rastrear datan de noviembre de 2013 en Instagram y es esta.

Posteriormente, el aspecto comienza a parecerse cada vez más ya en 2015 en una imagen de un café-garaje llamado Mule Coffee Shed, donde también, curiosamente, sirven remedos paellas por encargo.

Y sí parece que es en Australia, en Melbourne, cuando se acuñan con cierto éxito los Churronut, siguiendo la estela de inventos reposteros de cierto éxito como los 'cronuts', mezcla de croisant y rosquilla. Saints and Sinners Bakeshop fabricó por aquellos años algunos que ya presentan la forma de las Rosquillas de San Froilán, sólo que sustituyendo el inconfundible glaseado por azúcar sin más.

La clave del 'plagio' cuando menos estético, sin embargo, llegó cuando en Barcelona comenzaron a 'petarlo', en los establecimientos de Alsur Cafe en su establecimiento de Alsur Forn, como se aprecia aquí.

Tiene pinta de que la copia de las rosquillas típicamente leonesas pueda despuntar como la última moda dulce en el mundo. No en vano, los Churronuts también se han beneficiado del éxito cosechado por una aclamada serie televisiva norteamericana que inició en 2013 y suma ya cinco temporadas, y en la que sus protagonistas ya se referían a esos supuestos churros circulares fritos y endulzados, como se aprecia en este video a pesar de su mala calidad.

Mientras este fenómeno crece, León permanece atónito ante el hecho de que sus tradicionales y auténticas Rosquillas de San Froilán hayan salido de sus fronteras leonesas a traición y sin que casi nadie se acuerde de su autenticidad.

Un 'churronut' entre otros productos de Alsur Café / Redes sociales Alsur Café
Un 'churronut' entre otros productos de Alsur Café / Redes sociales Alsur Café
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad