Quantcast

televisión

Leoneses en First Dates en busca del amor

Guille no es el primero ni será el último leonés que ha probado suerte en el restaurante de Carlos Sobera para encontrar a su pareja ideal. Conocemos dos historias frustradas en el programa más romántido de Cuatro y desvelamos quién será el próximo comensal: Sergio Álvarez, más conocido por haber aparecido en su foto del DNI con un palillo en la boca.

Guille en First Dates, de Cuatro
Foto: Aclam Photographer
Marta Cuervo | 22/02/2019 - 13:42h.

Guille es un chico con mucho carisma, sonriente y muy echado para adelante. Quizás debido a su trabajo de camarero en León, o a su forma de ser, es extrovertido y no tiene problemas para entablar relación con las personas... Entonces, ¿qué es lo que le llevó a la televisión a buscar el amor? "Ya  había ido al casting de 'Mujeres y hombres y viceversa' a Madrid, pero no me llamaron. A Gran Hermano me he presentado tres años, envié el vídeo pero nunca me han llamado. Tenía ganas de ir a la tele, pero no porque me cueste encontrar a una chica, en ese sentido no me quejo. Me molaba salir en la tele", comenta.

Pero a pesar de estas metas, y de una personalidad arrolladora, Guille en la tele se cortó. "Yo lo pasé mal, ahora me alegro de que no me llamaran para MyHyV porque hubiera estado acojonadísimo", confiesa sin tapujos el leonés, que acabó harto de tantas preguntas, y un poco agobiado por las cámaras y tantas preguntas en Firts Dates. "En cuanto vi las cámaras pensé que no me iba a dar vergüenza, pero me dio. Yo tenía pensado hasta darle a Carlos Sobera mi currículum, para decirle que si no salía con el amor esperar salir al menos con trabajo. Pero estar allí es diferente. Ahora valoro a las personas que salen ahí, tienen muchos huevos de salir delante de toda España", añade.

Foto: Aclam Photographer
Foto: Aclam Photographer

Guille también se atrevió. Contactaron con él desde el programa, él se animó, envió un vídeo hablando un poco sobre él como le solicitaban y un lunes del pasado diciembre se fue a Madrid a 'cenar' con Ika.

Aunque desde el primer momento se notó que la chica no era su tipo, tenía claro que era una experiencia diferente y por qué no conocer a alguien. "Ika no me llamó la atención, pensé que iba a ser muy diferente... pero ya de estar ahí al menos cenar a gusto. Ella fue muy tajante, pero yo no soy cortado, aunque en el programa pusieron lo que quisieron. La cita duró algo menos de una hora, pero lo que más se alargó son las preguntas que te hacen después", detalla el camarero, que mantiene el contacto con Ika. "Después de la cita se cambió de ropa, con unos pitillos y unas zapatillas y estaba mucho más guapa".

 

Guille con su cita Ika en First Dates.
Guille con su cita Ika en First Dates.

 

Libertad en los comentarios, pero con respeto

A pesar de los nervios y de sentirse un poco intimidado por las cámaras, el balance para Guille ha sido positivo. En cuanto a los comentarios de la página en Facebook del programa, el leonés de 25 años reconoce que sabe a lo que se exponía al salir en televisión, pero cree que algunas afirmaciones son desmesuradas. "Hay muchos comentarios que me critican, pero en ningún momento forcé ninguna situación, ni falté el respeto a Ika. Tampoco soy un macarra. Quien me insulta no ha visto nada más que a una persona sentada y cenando, hablando de lo que surgía. No es tan fácil sentarse con alguien que no conoces y ponerte a contarle tu vida. Tampoco me gusta se metan con ella sin motivos".

Marco cenando con su cita en First Dates.

Guille se lo pasó muy bien, y aunque repetiría, pero con otra chica, su objetivo sigue siendo Gran Hermano. Mientras, compaginando sus trabajos en Clandestino y en Carta Blanca en León, sigue buscando el amor "todos los fines de semana".

Más leoneses que van a la tele para encontrar a su media naranja

Guille no es el primero, ni será el último leonés que probará suerte en el restaurante de Carlos Sobera para encontrar a su pareja ideal. Hace unos meses, Marco buscaba a una chica católica como él para formar una familia sustentada en valores conservadores. Aunque reconoció a este periódico que se lo pasó muy bien con su acompañante, el desenlace de la historia también acabó frustrado. A él le gustó conocerla pero no le pareció su tipo, y a ella le sorprendió mucho ver cómo el bendecía la mesa antes de ponerse a cenar.

En cuanto al futuro, en unas semanas alguien compartirá velada con el mediático Sergio Álvarez, más conocido por haber aparecido en su foto del DNI con un palillo en la boca, una imagen surgida por una apuesta y que en pocos días se hizo viral apareciendo en muchos medios nacionales.Así lo ha anunciado el joven en sus redes sociales, ¿tendrá más suerte que sus dos paisanos? Habrá que estar atentos a la pequeña pantalla.

El leonés Marco, frente al Palacio de Gaudí de la capital leonesa.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad