Quantcast

tribunales

Piden ocho años y medio de cárcel por robar en un bar de San Andrés y golpear “brutalmente” a una camarera

Está acusado de un delito de robo con violencia en local abierto al público y de otro delito de lesiones. La defensa alega que cometió el robo "bajo un síndrome de abstinencia avanzada".

imagen
Alba Mañanes | 25/05/2019 - 14:19h.

El Juzgado de lo Penal 2 de León acoge el próximo 16 de julio un procedimiento por un presunto delito de robo con violencia ocurrido en un bar ubicado en San Andrés del Rabanedo.

Según las calificaciones provisionales de la Fiscalía a las que ha tenido acceso este periódico, el acusado, con antecedentes por robo, sobre las 7 de la mañana del 24 de mayo de 2018 con la intención de obtener un beneficio patrimonial ilícito entró en un bar de San Andrés del Rabanedo y exigió a una camarera que le entregara el dinero de la caja, amenazándola con una navaja y diciéndole que la iba a matar. Además, la golpeó "brutalmente" con puñetazos y patadas llegando a golpearla con botellas de cristal en la cabeza e incluso llegó a estrangularla.

De esta forma el procesado logró hacerse con 70 euros que se encontraban en la caja registradora.

Como consecuencia de los hechos la mujer sufrió múltiples heridas punzantes en la cabeza, varios hematomas y fractura y hundimiento del suelo de órbita izquierda así como otras lesiones. También un cuadro de estrés agudo que derivó en un cuadro de estrés postraumático. Tardó 231 días en cursarse de sus lesiones y tiene como secuelas un trastorno neurótico grave por estés postraumático y ansiedad continuada que le afectan tanto a su vida social como laboral.

La Fiscalía considera estos hechos constitutivos de un delito de robo con violencia en local abierto al público y de otro delito de lesiones por lo que reclama para el procesado una pena de ocho años y medio de cárcel y en concepto de responsabilidad civil una indemnización a la mujer de 33.000 euros. El acusado lleva privado de libertad por estos hechos desde el 25 de mayo de 2018.

La defensa dice que no hubo agresión sino forcejeo

La defensa del procesado asegura que no está conforme con el relato de la Fiscalía y asegura que su patrocinado entró en el bar para sustraer lo que encontrara en su interior "bajo un síndrome de abstinencia avanzada" y que no agredió a la camarera sino que se produjo "un forcejeo".

Para la defensa la actividad delictiva se produjo "causada por el síndrome de abstinencia a causa de dependencia a drogas tóxicas y trastorno mental en tratamiento" por lo que afirma que existe una circunstancia de exención de la responsabilidad criminal y pide su libre absolución.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad