UNAS FOTOS, UNA HISTORIA

La polémica réplica de la Virgen de San Miguel de Escalada de la que no quiere oír ni hablar el Obispo de León

Los vecinos y mecenas que se gastaron seis mil euros en que el escultor José Ajenjo Vega realizara una copia de la virgen y el niño sedente del siglo XII de Escalada, no consiguen que el Obispado leonés les dirija la palabra y les dé permiso para exponerla en el famoso monasterio del siglo XI. "Es una falta de respeto y de educación humana", asegura el promotor de la iniciativa.

Virgen de Escalada siglo XII y siglo XXI
La Virgen de Escalada original, del siglo XII, y la del escultor José Ajenjo, del siglo XXI.
Jesús María López de Uribe | 25/01/2020 - 10:11h.

Seis mil euros gastados para tener una réplica de la Virgen del Monasterio de San Miguel de Escalada y tres años sin saber cuándo la podrán colocar en el monasterio. Tres años de negativas del Obispado de León, y uno de ellos de silencio completo por parte del Obispo, Julián López.

Una "falta de respeto y de educación humana", asegura el promotor de la iniciativa, Alfredo García Fernández, presidente de la Comisión de Donantes Pro-Virgen Santa María de Escalada. Mostrando lo hartos que están los que apoyan la nueva réplica que están deseosos de que escuchar de una vez que el Obispo les dan el permiso que la Junta ya dio para ubicarla en la zona románica del Monasterio de San Miguel de Escalada.

La historia de esta polémica réplica de la talla del siglo XII que se copió comienza en 2013. La original se puede visitar en el Museo de León. Es de madera policromada y muestra a la Virgen y el niño Jesús en la habitual iconografía de Trono de Sabiduría. La copia no.

La Junta Vecinal de San Miguel de Escalada abrió un 'crowdfunding' (un mecenazgo público) en agosto de 2013 para intentar 'recuperar' el patrimonio perdido, aprovechando el mil cien aniversario del monasterio de San Miguel de Escalada. Entonces solicitó, y conseguió la autorización del Museo de León para realizar una copia exacta de la escultura en madera de la Virgen Románica "como recuerdo entrañable del pueblo al Monasterio en su mil cien Aniversario".

Dicho y hecho consiguieron el dinero, se la encargaron al escultor José Ajenjo y el 20 de noviembre de 2016 presentaron la copia en el Museo Etnográfico de Mansilla de las Mulas. Y ahí comenzó a torcerse todo. O a poner zancadillas o a ponerse de perfil el Obispado de León según los promotores de la nueva Virgen de Escalada.

"No contesta. Como si dejara pasar el tiempo, esperando que el asunto se olvide. Eso suponemos", comenta García Fernández. Los seis mil euros aportados por el empeño de unos cuantos amantes del arte y de nuestro patrimonio —unos cargados de un sentimiento religioso, y otros de entusiasmo por la tradición de nuestros pueblos—, bien merece un reconocimiento y una divulgación», afirmó en la presentación de la talla hace ya más de tres años.

El escultor José Ajenjo con su réplica de la Virgen de Escalada.
El escultor José Ajenjo con su réplica de la Virgen de Escalada.

El escultor, José Ajenjo Vega, explicó en la presentación que a la talla original le faltaba una mano y se encuentra 'muy perjudicada', aunque en el buen cuidado de los conservadores del museo de León. También explicó que tras un estudio exhaustivo, su réplica muestra "la policromía que tuvo en origen". También le añadió una corona que no se conserva en el original, copiando la del niño Jesús que porta en brazos.

Y ahí está la cosa, que la policromía de la réplica no es algo con lo que todo el mundo esté de acuerdo cuando se compara con la original que una vez fue venerada en uno de los más importantes templos de la arquitectura de Repoblación dentro del Prerrománico Leonés. Y parece ser la fuente principal de la discordia entre el Obispado y los mecenas. "Debido al lógico empeño de los donantes el Priorato, que es propiedad del Obispado de León, se vio 'obligado' a solicitar a la Comisión de Patrimonio de Castilla y León permiso para llevar la réplica de la imagen románica, pero al templo 'mozárabe': concretamente al ábside central, solicitando mover el ara. Y ante tamaña propuesta descabellada, la Comisión denegó, lógicamente, pues no es ese su lugar, ni se puede tocar elementos de este templo que es un 'unicum", explica Alfredo García.

¿Exponerla, sí o no?

Pero al final la tenacidad de los donantes consiguió que la Comisión de Patrimonio Territorial sí aprobara que se albergara la Virgen de Escalada del siglo XXI. "Se repitió la solicitud, más congruente. Y tenemos copia de la sanción favorable de que la imagen se puede depositar en la iglesia románica anexa, que es su lugar adecuado, pues es una réplica de imagen románica, pero con un matiz que seguimos discutiendo: no puede quedar en un  simple almacenamiento".

Para García Fernández: "Es preciso darle sentido a su colocación, digna, segura, de exhibición, promoción y puesta a  disposición de todos los paisanos, leoneses y amantes de la cultura, de la escultura, del arte y de la tradición. También al culto; pero eso debiera ser competencia del clero, claro está. Y parece que ni una cosa ni la otra".

Consultado al respecto por este periódico el delegado de Patrimonio del Obispado, Máximo Gómez Rascón, éste afirma que "no puede hacer más que lo que dice la legislación civil, lo que dice la Junta" y reconoce que hay cierta polémica con la nueva talla. "Es la Junta la que dice que no reúne las condiciones para estar expuesta", explica, para comentar que "lo que se dio es la posibilidad de almacenar la escultura nueva en la zona románica de Escalada y sacarla cuando se requiera para el culto", pero dice ser consciente que hay polémica: "Está muy dividido el pueblo. Nosotros no podemos hacer más. El de la Junta es el criterio adecuado".

El presidente de los mecenas critica la inactividad de la Junta. "En este punto, la Junta de Castilla y León tiene una responsabilidad que no ha atendido, dejando el asunto en manos del propietario nominal de los templos... Y eso es también un asunto pendiente. La torre románica tuvo, y tiene aún pendiente, un proyecto de musealización, que duerme el sueño de los justos. Esta imagen bien podría ser una pieza fundamental" para llevarlo a cabo.

Un mundo en que las redes en Internet deciden

"Llevamos, más de tres años  con la imagen terminada, presentada, ofrecida y despreciada, y podemos asegurar que respetuosamente, y con paciencia infinita nos empuja a tomar, y pedir, soluciones definitivas", afirma el promotor de la nueva Virgen de Escalada.

Una controversia que llega de nuevo al gran público y en la que el pueblo decidirá si el Obispo o los mecenas tienen razón. De si la notoria réplica, por su 'impactante' policromía, debe estar expuesta al público o dormir el sueño de los justos (o injustos). En estos tiempos en que la gente puebla Internet y ama la imagen, las redes marcarán la diferencia.

¿Qué opinarán los lectores de la polémica Virgen de Escalada del siglo XXI?

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad