Quantcast

PATRIMONIO

La Junta autoriza colocar la réplica de la virgen de San Miguel de Escalada que el Obispado de León bloquea

La Comisión de Patrimonio renueva la autorización para que coloque la escultura sufragada por donantes privados en el histórico edificio, que hasta ahora el Obispado de León bloqueaba alegando falta de autorización del Gobierno autonómico.

Virgen de Escalada siglo XII y siglo XXI
La Virgen de Escalada original, del siglo XII, y la del escultor José Ajenjo, del siglo XXI.
ileon.com  | 28/07/2020 - 14:15h.

El conflicto por la réplica de la Virgen de Escalada en el famoso monasterio del siglo XI de San Miguel de Escalada suma este martes un nuevo episodio con una nueva autorización de la Comisión provincial de Patrimonio sobre la colocación de la estatua que ha sido financiada por donantes privados.

La réplica para sustituir la escultura de la Virgen de Escalada, un escultura del siglo XII depositada en el Museo de León, ha costado seis mil euros y es obra del escultor José Ajenjo. Su origen está en el año 2013 cuando la Junta Vecinal de San Miguel de Escalada inicia una campaña para recaudar fondos y realizar una copia exacta de la escultura en madera de la virgen oománica "como recuerdo entrañable del pueblo al Monasterio en su mil cien Aniversario".

Pero con la escultura terminada en el 2016 los promotores de la iniciativa denunciaban las trabas del Obispado de León para la colocación de la escultura, con tres años de negativas y silencio por la entidad que preside Julián López. La policromía de la escultura y su ubicación llevaron a Patrimonio a una negativa inicial para autorizar su colocación, que luego rectificaron.

Este martes, de nuevo, la Comisión ha renovado la autorización para la colocación de la réplica de la Virgen de Escalada en la iglesia de San Miguel de Escalada durante los actos de culto y para que la comisión de Donantes Pro-Virgen Santa María de Escalada guarde en depósito dicha réplica en la torre romántica de la iglesia el resto del tiempo.

Uno de los promotores denunciaba en ILEÓN.com el pasado mes de enero la actitud obstruccionista de la Iglesia, "Llevamos, más de tres años  con la imagen terminada, presentada, ofrecida y despreciada, y podemos asegurar que respetuosamente, y con paciencia infinita nos empuja a tomar, y pedir, soluciones definitivas".

Reconocía el Obispado de León entonces que la réplica generaba controversia pero alegaban que su ubicación, o no, dependía en última instancia del Gobierno autonómico, competente en Patrimonio aunque el edificio es propiedad de la Iglesia Católica, "Nosotros no podemos hacer más. El de la Junta es el criterio adecuado".

La Junta autoriza ahora la colocación de la réplica, solo queda por saber si el Obispado de León hará caso de lo que dice el Gobierno autonómico, como aseguraba, o bien dejará que la escultura del S. XXI siga guardada 'sine die'.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad