REMODELACIÓN

Totalmente distinto, así diseñó Mina Bringas el interior del nuevo Parador San Marcos de León

Los diseños de la arquitecta sobre los que se basa la restauración del Hostal de Paradores en León apuestan por una imagen completamente alejada de la histórica que mostraba antes de las obras. Queda poco más de un mes para comprobar si el resultado final se asemejará a lo que planificó y promociona en su web profesional.

Restaurante del nuevo Parador Hostal San Marcos según Mina Bringas
Este sería el aspecto de un restaurante en el nuevo Parador San Marcos, según el diseño de Mina Bringas.
Jesús María López de Uribe | 26/10/2020 - 09:40h.

La arquitecta de la restauración del Parador San Marcos de León, la portuguesa Minas Bringas, tiene más que claro que diseñó la nueva imagen del interior edificio hostelero para ser moderna hasta tal punto de que no se reconozca cómo era antes de empezar la obra.

Esta era su intención como arquitecta desde que diseñó el proyecto, un fuerte contraste entre el interior y la portada –como ya estableció hace una semana en unas declaraciones– y, sobre todo, con la imagen anterior que tenía el interior del Hostal que se asemejaba a un edificio antiguo con decoración decimonónica. Precisamente la que le daba ese sabor añejo que todos adoraban pese a verlo un poco rancio.

La restauración del Parador San Marcos, aparte de tardar más de un año de lo previsto, ha provocado un fuerte revuelo en la Sociedad leonesa que no aprueba las imágenes que ha visto hasta ahora de la intervención. Sin embargo la propia compañía nacional de Paradores afirmó que la restauración era más que respetuosa con el edificio y que el atrio donde se instalaría la cafetería –y no la recepción como se creía en un primer momento– era de nueva construcción, con lo que no afectaba a la arquitectura antigua.

La intención de Bringas se puede comprobar de las propias imágenes que ella misma muestra en su propia página web profesional, Thevetia.es, para mostrar lo que quería que fuera el interior del nuevo parador; es decir, las recreaciones 'renderizadas' (modeladas  por ordenador) de lo que según ella debería ser la nueva imagen del interior del Parador Nacional.

Una cristalera para observar desde arriba un piso bajo de San Marcos, según un boceto de la arquitecta.
Una cristalera para observar desde arriba un piso bajo de San Marcos, según un boceto de la arquitecta.

Eso sí, en su página promocional se puede ver también la segunda fase del Parador, que no se ha realizado, que se refiere al spá; con lo que sólo habría que ceñirse a lo que se denomina 'Parador de Turismo Hostal de San Marcos' para saber qué es lo que Bringas promociona como su proyecto original.

¿Cuántas obras de arte volverán de las mil que había?

Como se puede observar en ellas, de realizarse tal cual lo ha planificado, el interior del Hostal San Marcos se alejaría enormemente de lo que antes le daba su sabor añejo, una atmósfera histórica que lo diferenciaba de cualquier otro hotel, hasta el punto de que se le consideraba un Museo en sí mismo.

Además, habrá que ver cuántas de las mil obras de arte que atesoraba vuelven a León –entre ellas cuadros que Vela Zanetti quería que se quedaran en el Parador– y de qué forma afectarán a la decoración de los nuevos espacios tan alejados de la imagen a la que los leoneses estaban acostumbrados.

Habitación del nuevo Parador San Marcos según el diseño de Mina Bringas.
Habitación del nuevo Parador San Marcos según el diseño de Mina Bringas.

Además, en una de las imágenes recreadas por ordenador, el nuevo y polémico atrio de hormigón y acero cortén se puede observar como una especie de recepción, en vez de lo que Paradores dice que será la cafetería. Es posible que causara las primeras confusiones cuando se creyó que sería la nueva entrada, cosa que la compañía nacional desmintió.

Otra de las imágenes es la de una habitación, en la que se integran las paredes del monumento dentro de una decoración totalmente contemporánea, e incluso se puede ver una estatua dentro de una hornacina.

Destaca también la visión de la arquitecta portuguesa sobre una zona de restaurante, muy alejado de las salas 'tradicionales' a las que los leoneses y los anteriores clientes del Hostal estaban acostumbrado. Con preponderancia de los colores blancos y con un falso techo por el que los nuevos alojados podrían observar desde arriba las mesas mediante unas lunas en el piso superior.

Un interior muy distinto a la fachada renacentista

La propia arquitecta ya indicó que había concebido la restauración con un interior alejado de lo que supone la visión de la arquitectura exterior renacentista. Según su criterio, se han usado materiales sobrios "que se han ido utilizando y adaptando a todas las situaciones, tanto en espacios grandes como en espacios pequeños", con la intención de crear un claro "contraste con la fachada monumental". "Llegas al edificio ves esa fachada y luego entras en un espacio yo creo que es adecuado y sobrio, que no compite con el exterior", explicó en un comunicado de Paradores.

 

El polémico Atrio del Parador San Marcos donde irá la cafetería, según el boceto del proyecto en el que parecía la recepción.
El polémico Atrio del Parador San Marcos donde irá la cafetería, según el boceto en el que parecía la recepción.

Las primeras imágenes del nuevo interior de San Marcos provocaron un enorme revuelo en las redes sociales leonesas hace unas semanas, que se acrecentó cuando Paradores reconoció que se había restaurado el artesonado del siglo XV de la Sala Capitular pasando por en medio de él tuberías del sistema antiincendios.

La opinión de los leoneses –a falta de conocer el resultado final cuando abra en diciembre el Hostal San Marcos, tras un año de retraso en las obras que comenzaron tras su cierre en el mismo mes de 2017–, no parece positiva con lo planteado por la compañía dirigida por el antiguo líder socialista en Castilla y León y ex  secretario de organización del PSOE nacional Óscar López.

La arquitecta Mina Bringas explicando la intervención interior en San Marcos.
La arquitecta Mina Bringas explicando su intervención en San Marcos, justo en el nuevo Atrio moderno.

Queda por comprobar cuando se abra al público si el resultado final se asemeja a lo que planteó la propia arquitecta portuguesa y que vende en su propia web como experta en la creación de hoteles. En pocos días los leoneses podrán verlo con sus propios ojos y decidir definitivamente si la intervención es adecuada con la imagen que hasta ahora se tenía de San Marcos.

El Parador perdió hace unos años su condición de Gran Lujo y abrirá con la cuarta parte de las habitaciones que tenía, y tampoco se sabe si abrirá con las cinco estrellas que sí mantenía antes de su cierre temporal, que se ha prolongado durante 36 meses.

Previsión de la terraza de la Segunda Fase de San  Marcos según la arquitecta Bringas.
Previsión de la terraza de la Segunda Fase de San Marcos según la arquitecta Bringas.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad