Quantcast

Economía

La pandemia hace retroceder varios años la situación del empleo en la provincia de León

La población activa cae por debajo de las 200.000 personas, una situación que no se daba desde el cuarto trimestre de 2017, mientras que la tasa de ocupados baja a niveles de 2015, según la última EPA.

Tienda negocio Ponferrada coronavirus Covid-19 estado de alarma
Tienda en Ponferrada durante el estado de alarma.
ileon.com / ICAL | 28/07/2020 - 10:17h.

La pandemia del coronavirus ha hecho caer la población activa de la provincia de León (la que trabaja o está en disposición de hacerlo a partir de los 16 años de edad) por debajo de la barrera las 200.000 personas, algo que sólo había sucedido en el cuarto trimestre de 2017 o, remontándose en el calendario a los años anteriores a la crisis financiera, en el cuarto trimestre de 2004. Según la EPA (Encuesta de Población Activa) de este segundo trimestre, se sitúa en 189.100 personas por los 201.600 del primero de este año 2020.

La tasa de empleo (los que trabajan entre la población en edad de hacerlo) cae al 40,36% cuando estaba en el 42,99% en el primer trimestre de 2020 y en el 45,37% al cierre de 2019. El dato regresa en la estadística también a niveles de 2017, en este caso del primer trimestre, y de años anteriores a la crisis.

La tasa de ocupados (las personas que están trabajando) cae a niveles de 2015, en la salida de la crisis. Son, actualmente, 160.000 personas ocupadas, 20.500 menos que al cierre de 2019. Y la tasa de actividad (el cociente entre la población activa y la población en edad de trabajar) baja en un trimestre del 50,74% al 47,68%.

El paro apenas varía al pasar de una tasa del 15,27% en el primer trimestre al 15,35% en el segundo. Y, paradójicamente, los desempleados bajan en 1.800 personas hasta las 29.000.

En cualquier caso, los datos de esta encuesta no reflejan las consecuencias de la aplicación de los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), que, a estos efectos, sus afectados siguen siendo personas ocupadas.

Castilla y León

La paralización económica de España durante la declaración del estado de alarma entre mediados de marzo y finales de junio provocó la destrucción de 57.200 empleos en el segundo trimestre del año, con un descenso del 5,8 por ciento en la ocupación en la autonomía, por encima del descenso del 5,46 por ciento registrado en el conjunto del país, donde se destruyeron 1,07 millones de empleos, según recoge la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a todo, el número de desempleados en Castilla y León cayó un 0,92 por ciento en el segundo trimestre del año, en 1.200 personas, en comparación con el primer trimestre de 2020, al cerrar el dato con 130.700 parados. En el conjunto de España se contabilizó un aumento del 1,66 por ciento en el número de parados, con 55.000 más, con lo que la foto fija se cerró con 3,37 millones de desempleados.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad