Quantcast

Industria

La desconexión de la central de Anllares abre el principio del fin de la industria térmica en León

El siguiente paso es dejar la central en condiciones seguras para poder firmar el acta definitiva de cierre.

central térmica anllares páramo del sil
Imagen de la desconexión de Anllares.
ileon.com / Infobierzo.com | 01/12/2018 - 18:46h.

Llegó el final para la central térmica de Anllares, en Páramo del Sil, y con él se inicia el principio del fin de la industria de la energía térmica en la provincia leonesa. La semana pasada, el Ministerio para la Transición Ecológica comunicó a Naturgy la autorización de cierre de la central térmica de Anllares, y a las 5.42 horas de la madrugada de este 1 de diciembre han procedido a su desconexión.

El siguiente paso, tras desconectar los equipos, es dejar el centro en condiciones seguras para poder firmar el acta definitiva de cierre, tal como explicó en su día el presidente del comité de empresa, Roberto González.

Anllares se convierte así en la primera térmica clausurada en el Plan de Descarbonización del Gobierno, por el que prevé cerrar nueve de las 14 centrales de producción eléctrica con carbón que hay en España antes de junio de 2020.

El desmantelamiento de Anllares estaba anunciado desde que la central comunicó, en el año 2013, su imposibilidad para cumplir con los límites marcados por Europa al no disponer de infraestructuras que reduzcan los óxidos de azufre y de nitrógeno de las emisiones.

Tras acogerse a un plan de cierre hasta 2019, los propietarios -Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, que dispone de dos tercios de la propiedad y Endesa, que dispone del tercio restante- solicitaron en mayo del año pasado el "cese paulatino de actividad" de las instalaciones. Ahora, tras recibir la autorización gubernamental se ha comenzado con el desmantelamiento.

La clausura de Anllares pone fin a la actividad en una instalación que entró en servicio en 1982 y que durante más de tres décadas y más de 180.000 horas de funcionamiento se ha alimentado de la hulla y la antracita extraídas de la cuenca berciana.

Futuro de los empleados

En cuanto al futuro de los trabajadores de la central, algunos de los 41 que conformaban la plantilla se acogerán a planes de jubilación y otros, en principio, se recolocarán en otros centros de la empresa, según avanzó el presidente del comité de empresa.

Por otro lado, los trabajadores de las subcontratas -una docena de Masa Galicia y seguridad- aún no cuentan con una solución por lo que anunciaron recientemente movilizaciones.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad