Quantcast

OPERACION ENREDADERA EN LEÓN

Silván se disculpa por 'Enredadera' sin dar explicaciones y ataca su "juicio paralelo"

El alcalde de León ofrece en el Pleno extraordinario del Ayuntamiento una Comisión de Transparencia presidida por Ciudadanos, ante la amenaza de que este grupo apoye la moción de censura que ya ha anunciado el PSOE de manera formal, pero no ha contestado a una sola pregunta concreta de sus conversaciones sobre contratos con el cerebro de la trama corrupta, José Luis Ulibarri.

Antonio Silván
Peio García/Ical. Antonio Silván, alcalde de León
A. Vega / C. Hervás | 07/08/2018 - 09:36h.

El alcalde de León del Partido Popular, Antonio Silván, ha afrontado el Pleno extraordinario celebrado hoy a raíz de su aparición personal en el sumario y las investigaciones de la trama corrupta destapada por la Operación Enredadera criticando el "juicio paralelo" al que está siendo sometido alguien "honrado" como él, contra el que "no hay delito imputable ni ilegalidad imputable", aunque sin dar respuesta ni vaga ni concreta a ninguna de las preguntas planteadas por los grupos de oposición que, en bloque, le pidieron que abandone la Alcaldía.

Antes que tales explicaciones detalladas, el regidor leyó en todo momento una declaración exculpatoria en la que aparecía como víctima y en la que la palabra más repetida fue la "transparencia". Una transparencia que ofreció plasmar en una comisión, cuya presidencia ofreció al grupo de Ciudadanos que tiene en su mano mantenerle en la Alcaldía o firmar la moción de censura en contra del PP que el socialista José Antonio Diez reiteró que presentará después de esta sesión.

"Defiendo mi honradez y mi honor. Jamás he actuado fuera de la legalidad ni los valores que guían a un servidor público. Algunos magnifican las consecuencias de lo publicado, utilizando la ética como muleta para un juicio de valor paralelo, fuera de objetivos legales, sujeto a ambiciones no alcanzadas por las vías convencionales", contestó a esta amenaza política de la censura. Y añadió que "creo en la justicia del juez, no la justicia paralela" que obvia que "no hay delito imputable ni ilegalidad imputable porque el juez no lo ha apreciado".

Silván perdió "perdón a los ciudadanos por si estas informaciones les han causado desasosiego e inseguridad". Pero en su réplica, todos los partidos censuraron que no haya ofrecido ningún dato de las conversaciones mantenidas con el empresario encarcelado José Luis Ulibarri, en las que le informaba a tiempo real del resultado de una mesa de contratación en una mancomunidad leonesa que aquel creía tener presuntamente 'amañado'.

PSOE: "Ponían sus esfuerzos en su promoción personal"

El portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Diez, que formuló por primera vez en el Pleno su pretensión de presentar una moción de censura con su candidatura a la Alcaldía al frente, admitió que Silván "no está investigado" pero porque "el juez no puede hacerlo por ser usted aforado". "Esta trama Enredadera deja muy claro dónde ponían ustedes los esfuerzos, en ustedes mismos, su promoción personal, en su carrera política, no en defender los intereses de los ciudadanos", criticó, manifestándose "decepcionados" porque "no ha contestado absolutamente ninguna pregunta".

Posteriormente, la portavoz de Ciudadanos, Gemma Villarroel, se sumó a la crítica por no obtener respuesta detallada y precisa a sus preguntas detalladas sobre aquella comprometida conversación con Ulibarri, algo que "no es normal ni cotidiano", hasta el punto de que "ha sido usted quien ha puesto en peligro su imagen ética".

Villarroel no aclaró, tampoco, si se decantará finalmente por aceptar la presidencia de la Comisión de Transparencia ofrecida por Silván o sin, por el contrario, y como teme el PP, arropará la moción de censura socialista.

Por su parte, las intervenciones más duras y críticas fueron las protagonizadas por León en Común (IU) y León Despierta (Podemos), Victoria Rodríguez y Óscar Fuentes, primero, y Concha Lucas y María Hernández, después, cuyas preguntas específicas sobre aquel "apaño" telefónica con Ulibarri también quedaron sin respuesta de ninguna clase.

"Así funciona la mafia"

La primera no dudó en recordar que el modo de actuación demostrado en aquel 'pinchazo' policial y judicial demuestra maneras de cómo "funciona la mafia, ustedes lo saben perfectamente". Para León Despierta, ya "no se puede confiar" en el alcalde Silván tras las revelaciones del sumario, por lo que pidió respaldo a la moción de censura, en un mensaje lanzado a Ciudadanos.

 

Por eso, coincidieron en atacar la postura de Silván y su inmobilismo ante la petición de dimisión, no sólo por su implicación personal sino también por las del primero teniente de alcalde, Fernando Salguero, y el segundo, José María López Benito, que es el único judicialmente imputado y llamativamente ausente de la sesión.

Finalmente, desde UPL, Eduardo López Sendino se sumó a la petición de que el regidor se vaya por unos "hechos absolutamente graves", comprometiendo su voto si asi lo decide su partido a la moción de censura que el PSOE plantea, decepcionado igualmente por que Silván no diera respuesta alguna.

En la réplica de todos los grupos, la intervención más larga y destaca fue la protagonizada por el número dos del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, que a pesar de que también el sumario le menciona y afecta, sin imputación alguna, fue el encargado de pasar al ataque directo contra todos los grupos de la oposición, desgranando casos de corrupción o polémicas del Partido Socialista, Ciudadanos o Podemos, provocando alguno de los momentos más políticamente tensos del pleno.

 

Sonora protesta de Vestas y tensión

Por otro lado, durante toda la sesión se hicieron notar muy sonoramente trabajadores de la empresa Vestas concentrados en la Plaza de San Marcelo, sede municipal, junto a numerosos leoneses que pretendieron acceder al salón de plenos y cuyo acceso fue vetado, entre críticas por la vehemencia con la que se impidió por momentos. Y es que la expectación y la tensión eran poco usuales hoy en el Consistorio.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad