Quantcast

Patrimonio

Los valiosos restos romanos de San Pelayo ya son historia enterrada de León

Tal y como anunció el equipo de Gobierno del PP, la empresa ha sepultado ya, en principio "temporalmente", los restos de la residencia del general de la Legio VI Victrix aparecidos junto a la Catedral, para continuar el plan de obras privatizado del Casco Histótico.

san pelayo plaza arqueología restos romanos legio VI praetorium ayuntamiento de león enterramiento roma casco histórico obras privatización principia mejoras infraestructuras 1
Tras el enterramiento, continuarán las obras para reurbanizar toda la plaza de San pelayo.
C.J. Domínguez | 19/10/2018 - 11:40h.

Diez días después de anunciarlo, el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de León ha cumplido sin demora su compromiso de tapar y dejar enterrados los valiosos restos romanos aparecidos en la plaza de San Pelayo de la capital leonesa en el transcurso de las obras privatizadas del Casco Histórico.

Se trata de un hallazgo de buena parte del Preaetorium (la residencia del general o Legado de la Legio VI Victrix en los denominados Principia o asentamiento fundacional de la ciudad), cuya importancia no sólo han destacado los expertos sino el propio PP que Gobierna en el Consistorio, hasta el punto de que en la visita del alcalde Antonio Silván se habló de que resultan "espectaculares".

Y es en base a este gran valor por lo que decidieron anunciar que estos restos serían enterrados bajo una capa de material geotextil y una amplia de grava fina, algo a lo que las concejalas del PP Ana Franco y Margarita Torres denominaron "protección", en tanto se plantea un plan de musealización que rescataría en el futuro, sin plazo ni financiación, estos importantes vestigios del origen romano de la ciudad.

La justificación para esta decisión fue el facilitar la accesibilidad de los vecinos de la zona, afectados por las obras y la zanja arqueológica cercana a la Catedral desde hace más de cuatro meses, y que pudiera continuar la labor en la zona de la empresa a la que el PP había contratado el plan de obras de mejora del Casco Histórico, tras la polémica decisión de privatizarlo y no hacerlo con las propias brigadas de personal público del Consistorio. Una decisión que costará a las arcas públicas 900.000 euros hasta el año 2020.

Cumpliendo escrupulosamente lo anunciado, la empresa Domingo Cueto -la misma que se adjudicó y ejecutó las tres fases de la polémica obra de reforma de la Plaza del Grano por otros 600.000 euros- ha finalizado prácticamente el trabajo de enterrar los restos arqueológicos. De este modo, la semana que viene sus trabajadores continuarán afrontando la urbanización de la plaza situada detrás del colegio de las Teresianas, ya sin el obstáculo arqueológico.

Tras el enterramiento, continuarán las obras para reurbanizar toda la plaza de San pelayo.
Tras el enterramiento, continuarán las obras para reurbanizar toda la plaza de San pelayo.
Imagen del yacimiento que será enterrado "temporalmente" hasta que haya un proyecto de musealización, sin fecha. / Carlos S. Campillo / ICAL
Imagen del yacimiento que será enterrado "temporalmente" hasta que haya un proyecto de musealización, sin fecha. / Carlos S. Campillo / ICAL

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad