Quantcast

León

Vecinos del Casco Histórico y la Plaza Mayor de León denuncian el "despiporre" incluso insalubre en las terrazas

[CON VÍDEO] Exigen al Ayuntamiento que frene el riesgo de mayor carga viral que observan por el comportamiento de hosteleros y clientes, además de otras importantes molestias a familias vulnerables o en proceso de duelo, y proponen trasladar las terrazas a explanadas no habitadas.

plaza mayor león casco histórico hostelería terrazas ayuntamiento consumo quejas vecinos pandemia coronavirus covid-19 policía
Una patrulla de Policía Nacional presente casi todo el tiempo en el lugar.
ileon.com  | 27/05/2020 - 11:05h.

La profusión con la que muchos leoneses han asumido desde el primer momento la entrada en la ansiada fase 1 de la desescalada por la pandemia sanitaria del coronavirus, especialmente con la apertura de las terrazas del sector hostelero en días de tanto calor, amenazaba con hacer saltar alguna chispa.

Y ésta ha surgido en el Casco Histórico de León capital y más particularmente en el Barrio Húmedo, con la Plaza Mayor como epicentro.

Cientos de personas al mismo tiempo durante gran parte del día, la tarde especialmente, copan estos días las ampliadísimas terrazas de los establecimientos que ya han abierto bajo las condiciones de amparo impulsadas por el Ayuntamiento leonés para paliar sus muchas pérdidas de semana de cierre y confinamiento.

Midiendo para establecer hasta dónde llegan las terrazas en la Plaza Mayor.
Midiendo este lunes para establecer con claridad hasta dónde pueden llegar las terrazas muy ampliadas en la Plaza Mayor.

Y ya han surgido las primera y amargas quejas de vecinos de la zona ante lo que tildan de "despiporre" en su más clara acepción de "desbarajuste o desorden", situación que incluso les preocupa en el ámbito sanitario, ya que algunos habitantes temen "estar expuestos a una gran carga viral".

Terrazas en explanadas no habitadas

Esas quejas ya se han transformado en una carta dirigida al Consistorio, en la que exigen que "se tomen las medidas oportunas" y "se propongan alternativas para que la mayor ocupación de las terrazas debido a la necesidad de distanciar las mesas no comprometa la seguridad, salud y derechos de los vecinos". Y junto a las quejas y sus razones, una propuesta: Trasladar "la zona de terrazas a zonas no habitadas, explanadas u otros sitios abiertos sin viviendas colindantes".

En la misiva, que dicen apoyar "muchos vecinos de la Plaza Mayor y alrededores", se lamenta que el Ayuntamiento haya "dado prioridad a los intereses empresariales de los hosteleros, poniéndose por encima de los derechos de los vecinos a la salud, seguridad y tranquilidad en sus viviendas".

A su entender, la distribución elegida para las terrazas, que ocupan ahora incluso casi hasta el centro de la Plaza Mayor, también porque dejan amplias zonas de paso para viandantes, "imposibilita así el debido distanciamiento social". Y censuran además "la falta de responsabilidad civil por parte de los responsables hosteleros de los bares de la plaza y algunos clientes de las terrazas", así como "la falta de capacidad del Ayuntamiento y la Policía Local para controlar estas situaciones". Estos días, por ejemplo, se ha podido ver una patrulla de la Policía Nacional en el lugar, pero sin apenas intervención.

Los vecinos achacan a algunos clientes que "se están saltando con creces las medidas de distanciamiento al ir uniendo sillas de mesas contiguas, juntándose grupos de más de 10 personas", casi siempre sin mascarilla, como se puede comprobar fácilmente.

Además de que "la ocupación por las terrazas es prácticamente total, imposibilitando cualquier otro tipo de uso de la plaza, como el paseo o el juego de los niños", critican que "muchos de los bares ponen música en el exterior, generando molestias a los vecinos y una contaminación acústica superior a los niveles permitidos".

Y es que, recuerdan, en algunas casas de la zona aún hay miembros "en situación de riesgo, viviendo la enfermedad o en duelo por un familiar fallecido". Y de producirse un repunte de la enfermedad por la fuerte carga vital, según creen, lamentan que "nos encontramos claramente más expuestos sin que tengamos opción a evitarlo, ya que se da a la puerta de nuestras viviendas".

Y falta el fin de semana

Si estos inconvenientes se han dado "en días de diario", temen aún una situación mucho peor en fin de semana, cuando hayan abierto todos los establecimientos que aún no lo han hecho.

Por todo ello, por escrito exigen "las medidas oportunas para poner solución a esta problemática y se propongan alternativas" con garantías sanitarias y mejores condiciones. "Consideramos que ante esta grave situación el Ayuntamiento de León es el máximo y último responsable, por lo que en caso de no poner remedio, ha de responder legal y subsidiariamente ante la vulneración de los derechos de los vecinos", concluyen.

Desde el Grupo Glam, con varios establecimientos en la plaza, han precisado a ILEÓN que todavía no han abierto sus establecimientos estudiando las medidas sanitarias para poder abrir los mismos con todas las garantías.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad