Quantcast

Evaluación Preliminar de Riesgo de Inundación

Más de 160 kilómetros de cauces en la provincia de León son de riesgo inundable

El principal tramo afectado es en el río Esla entre Cimanes de la Vega (León) y Barcial del Barco (Zamora), con 35,38 kilómetros. Otro considerado como zona inundable son los 18 kilómetros en el río Luna en Villafeliz de Babia.

Área de inundación del río Esla entre las provincias de León y Zamora
Área de inundación del río Esla entre las provincias de León y Zamora. Foto: Google Maps
ICAL | 11/10/2018 - 18:42h.

La Evaluación Preliminar de Riesgo de Inundación (EPRI) en la cuenca del Duero correspondiente al segundo ciclo de la Directiva de Inundaciones, que acaba de salir información pública tras la revisión y actualización por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), afecta a un total de 473,21 kilómetros de cauces. El proceso se ha concretado en la identificación y preselección de 26 Áreas de Riesgo Potencial Significativo, divididas en 216 subtramos que afectan a una longitud total de 473,21 masas de agua, frente a los 211 subtramos y 404,22 kilómetros de cauces afectados del primer ciclo de implantación.

Tras realizar un análisis pormenorizado de cada tramo, y a partir de las consideraciones desarrolladas por técnicos, se ha procedido a una reordenación respecto a la fase anterior (con 50 nuevos kilómetros definidos), y se ha propuesto la inclusión de nueve tramos más, que alcanzan una longitud total de 18,98 kilómetros.

Con carácter general, como áreas con riesgo significativo se han seleccionado aquellas donde el uso del suelo es intensivo y coincide con zonas aluviales y torrenciales definidas con inundabilidad alta, por su alto riesgo. La adaptación al cambio climático es un objetivo prioritario, por eso, en la revisión de la EPRI y de las Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación se ha tenido en cuenta su influencia en la distribución de las precipitaciones.

En cuanto a la magnitud y la frecuencia de las avenidas, se explicó desde la CHD que no depende solamente de factores meteorológicos y climáticos, sino que también se encuentran influenciadas por otros parámetros físicos, biológicos y humanos. El reto, como define la Directiva Europea, se centra obtener un adecuado conocimiento y evaluación de los riesgos asociados a las inundaciones y lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y la sociedad para reducir las consecuencias negativas de estos episodios.

Provincias

Las provincias de León y de Valladolid son las más afectadas por zonas inundables. En León se contabilizan más de 160 kilómetros repartidos en seis tramos (uno de ellos compartido con la provincia de Zamora), mientras que en Valladolid también se supera el centenar de kilómetros afectados, también repartidos en seis tramos, aunque tres de ellos compartidos con las provincias de Zamora y Ávila. Por el contrario, las provincias menos afectadas son las de Ávila, con una veintena de kilómetros, y la de Segovia, con apenas cinco.

Los dos tramos de mayor longitud, según se recoge el informe, se encuentran en el río Esla entre Cimanes de la Vega (León) y Barcial del Barco (Zamora), con 35,38 kilómetros; y desde Vecilla de la Polvorosa, en Zamora, con 22,06 kilómetros. Otro tramo importante considerado como zona inundable son los 18 kilómetros en el río Luna en Villafeliz de Babia, en la provincia de León.

La EPRI contempla en la provincia de Zamora problemas en las zonas de Aliste, Tera-Almucera, Benavente-Órbigo-Esla, Zamora-Esla y Bajo Duero; en la provincia de León las zonas recogidas en el documento son las de Eria, Órbigo-Tuerto-Duerna, Luna, Órbigo-Omañas-Luna, Bernesa-Torío-Porma; en Valladolid la zona del Sequillo, Pisuerga-Esgueva, Duero Medio-Duratón; en Palencia las zonas son Carrión; Pisuerga-Medio y Alto Pisuerga; en Burgos están Arlanzón, Arlanza; Duero-Ucero-Escalote (compartido con Soria); en Soria las zona contemplada es Alto Duero; en Salamanca está Águeda-Yeltes; y comparten zona Ávila, Valladolid y Segovia en Adaja-Eresma, Cega; Alto Tornmes entre Ávila y Salamanca; y Guareña-Zapardiel entre Zamora y Valladolid. También se contempla la zona del Bajo Tormes, entre Salamanca, Zamora y Ávila, a lo que hay que sumar la última zona inundable contemplada en la cuenca que corresponde a la provincia de Orense.

Información actualizada desde 2011

En el proceso de revisión se ha utilizado información actualizada de los episodios de inundación acaecidos desde 2011, junto a los datos facilitados por la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, indicando tramos de ríos en los que, a su juicio, existe riesgo de inundaciones; así como las aportaciones procedentes de información geomorfológica que permite la identificación de zonas aluviales y torrenciales.

La EPRI se podrá consultar hasta el 15 de diciembre de 2018 en la página web de la Confederación Hidrográfica del Duero. Durante ese plazo se podrán realizar aportaciones, así como formular las observaciones y sugerencias que se estimen convenientes dirigidas a la CHD.

Correcciones

Una de las primeras tareas desarrolladas ha consistido en la revisión de todos los subtramos de áreas con riesgo de inundación definidas en el primer ciclo de implantación de la Directiva de inundaciones. En esta revisión se corrigió el hecho de que algunos de los subtramos del primer ciclo dejaban fuera importantes áreas del casco urbano o polígonos industriales y sectores de desarrollo urbanístico no contemplados en la fase anterior, por lo que se propuso ampliar la longitud; o también la longitud e los tramos reflejados en la relación descriptiva de estas zonas no correspondía en todos ellos con la longitud real de cada subtramo. Una vez realizadas estas tareas, los 211 subtramos de 404,22 kilómetros de zonas con riesgo de inundación definidas en el primer ciclo se han convertido en 207 subtramos con una longitud total de 454,23 kilómetros.

Después de la actualización y ampliación en la identificación de tramos potencialmente inundables la determinación de umbrales y el análisis pormenorizado de los resultados, se vio necesario añadir los nuevos tramos de posibles zonas inundables en Castrillo de la Cepeda y La Pola de Gordón (en la provincia de León); en Grijota, Palencia; Palacios de la Sierra, Aranda de Duero en el río Duero y el río Brañuelos, en la provincia de Burgos; y Pajares de Pedraza (Segovia).

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad