Quantcast

ENCUESTA

La confianza en la gestión de la Junta de Castilla y León descendió mientras avanzaba la pandemia del coronavirus

Los ciudadanos de Castilla y León pasaron de aprobar en un un 60,2% en abril a un 55,6% la política autonómica del Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco y aumentaron los suspensos de un 25,3 a un 29,5% en una encuesta encargada por la Consejería de Fomento que se ha hecho pública esta mañana. Por contra, más de la mitad de los preguntados suspenden al Gobierno de España. La mayoría de las personas llevaron más o menos bien el confinamiento, aunque una décima parte dijeron haberlo pasado mal o muy mal.

presidente Junta Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco coronavirus vicepresidente y portavoz Francisco Igea consejera Sanidad Verónica Casado
Verónica Casado, Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea. Foto: Rubén Cacho / ICAL.
Jesús María López de Uribe | 26/06/2020 - 11:30h.

El nivel de confianza en la Junta de Castilla y León descendió de abril a mayo en una encuesta telefónica que encargó la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para "conocer en qué medida está afectando a la sociedad de Castilla y León la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la Covid-19".

Mientras a primeros de abril el 20,6% de los ciudadanos castellanos y leoneses tenían "mucha confianza" en la Junta de Castilla y León y un 18,4% poca (la mayoría, el 39,6% alguna y el 6,9% niguna), a primeros de mayo la confianza descendió ligeramente.

Así, aumentó al 8% los que declaraban no tener "ninguna confianza", al 20,8% los que decían que alguna y descendió al 36,4% los que indicaban tener alguna y al 19,2% los que confiaban mucho en ella.

En las dos oleadas, primera y última, los que declararon no tener "ni mucha ni poca" confianza con la actuación de la Junta en la pandemia fueron un 6,1 en abril y un 7,1 en mayo.

De esta manera en abril los que aprobaban al Gobierno autonómico (mucha y alguna confianza) era un 60,2% y en mayo un 55,6%, mientras que quienes suspendían su gestión (poca confianza o ninguna) pasó del 25,3% al 29,5%.

Un diez por ciento pasa de buena nota al suspenso en un mes

Respecto a la gestión de la Junta de Castilla y León, la encuesta apunta una pregunta directa: ¿Cómo cre que está gestionando la crisis del coronavirus la Junta de Castilla y León? Ya no en grado de confianza sino como nota de examen.

En la primera oleada el 61,1% consideraba que bien o muy bien. El 4,8% sólo que muy bien. Regular (ni bien ni mal) el 11,8%. Mal el 12% y muy mal el 1,9. Un 8,1% no supo decirlo y un 0,4% no contestó.

En mayo, descendió también la aprobación con un 54,1% que bien y un 4,3% que muy bien. Un 15,6% regular y un 12,8% mal y un 2,8% muy mal. El 9,5% no supo contestar y el 1,1% no lo hizo.

Esto significa una caída de valoración de la buena gestión de la junta en un mes del 65,9% al 58,4%; son 7,5 puntos porcentuales menos, que en relativo indica que más de la décima parte (11,38%) de los que valoraban bien la gestión de Verónica Casado al frente de la Consejería de Sanidad y del Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea dejaron de hacerlo.

Los que se pusieron directamente en contra pasaron del 13,9 al 15,6% (un aumento relativo del 12,36%) y los que prefirieron no dar su opinión sobre el asunto de un 8,5% a un 10,6% (un aumento relativo de casi un 25%).

La confianza en el sistema sanitario se mantuvo

Respecto a la gestión del sistema sanitario autonómico, Sacyl, los leoneses y castellanos también perdieron confianza en él de abril a mayo.

En concreto, en abril confiaban mucho en él un 56,6%, cifra que bajó al 53,9% en mayo. Los que declaraban "alguna confianza" pasaron del 27,1% al 30,2%, los que tenían poca del 7,8% al 7,1% y los que tenían ninguna del 3% al 3,5%.

De esta manera lo aprobaban en abril el 83,7% y en mayo el 84,1%. Mientras que no lo hacían un 11,8% en abril y un 10,6% al comienzo de la desescalada.

La encuesta, que ha hecho esta mañana pública la Junta de Castilla y León fue contratada de forma directa a la empresa Demométrica por 17.061 euros (14.100 sin IVA) y fue realizada en cuatro oleadas con unas 750 entrevistas cada una (6 y 7, 14 y 15, 21 y 22 de abril; y 5 y 6 de mayo de 2020) entre la población mayor de 18 años de Castilla y León.

Muy poca confianza en el Gobierno de España

Entre las varias preguntas también había una sobre el grado de confianza en el Gobierno de España. En la que la mayoría de los encuestados contestaron que "ninguna". Un 29,2% pensaban eso a primeros de abril y un 30,2% a primeros de mayo. Los que indicaron que "poca confianza" pasaron de un 20,4% a un 23,7%.

De esta manera, sumadas las dos valoraciones más negativas, los encuestados suspendieron al Gobierno de Coalición en un 50,6% en las tres primeras semanas de la pandemia y en un 53,9% en la primera semana de la desescalada.

También descendió el porcentaje de los que declararon tener mucha confianza pasaron del 17,6% al 15,6%. Los que quedaron en "alguna" pasaron del 20,4 al 23,7%.

Peor opinión de la Sanidad en el Estado y la Unión Europea

En los resultados el 76,8% de los encuestados consideraban en abril que el servicio sanitario en el resto de España aprobaba, mientras que el 10,9 no. En mayo descendía la opinión positiva al 73,9% y también ligeramente la negativa al 10,7%. Esto significa que valoraban la gestión de Sacyl entre ocho y diez puntos más que la gestión general en todo el Estado.

Otra de las preguntas era el grado de confianza en la gestión del coronavirus de la Unión Europea, y aquí el persistente europeísmo español histórico sale bastante mal parado.

En la primera semana de abril tenían "ninguna o poca" confianza el 57,7% de los encuestados frente al 26,2% que tenía "alguna o mucha". Tras permitir salir a hacer deporte en la primera semana de mayo, el suspenso era de un 49,8% y había aumentado el aprobado (posiblemente por las noticias de que sí iban a ayudar en alguna manera a España) al 34,9%; pero manteníendose la mayoría en una censura clara a su actitud durante la pandemia.

Como llevó la gente la pandemia

La encuesta, compuesta por 18 preguntas, también pregunta como llevaron los castellanos y leoneses la situación vivida en el estado de alarma y el confinamiento. Otra inquiría sobre la actitud que mantenían en aquellos momentos.

En abril, tras tres semanas de confinamiento, más de la mitad (un 54,5%) aseguraron que lo llevaban bien; un 30,6% que "no lo llevaban mal, pero lo podrían llevar mejor; un 10,8 que "mal, pero intentando llevarlo mejor" y un 4,1% que la situación les superaba.

En mayo, ya empezada la desescalada, aumentó el porcentaje de personas que lo llevaban bien al 59,1%, bajó el de quienes lo podrían aceptar mejor al 25,7% y se mantuvo prácticamente el de quienes lo llevaban mal (10,5%) y aumentó quienes les superaba la situación hasta un 4,3%.

Quienes pasaron o conocían a alguien con la Covid-19

Quienes conocían a una persona con coronavirus en abril fueron un 9% y en mayo un 10,7%. Declararon haberlo pasado un 1,3% en las tres primeras semanas del confinamiento y un 1,9% al comienzo de la desescalada en la primera semana de mayo.

Según la información de la propia Junta de Castilla y León comentando brevemente la encuesta, "el coronavirus es un motivo de preocupación para 8 de cada 10 castellanos y leoneses. La mitad dicen estar muy preocupados, una tercera parte bastante preocupados, en torno al 10% algo preocupados y solo el 5% poco o muy poco preocupados".

"En cuanto al estado de alarma, en torno a un 20% de los castellanos y leoneses manifiestan que la situación les ha afectado hasta el punto de crearles problemas laborales en distinta medida. A la mitad de ellos, de carácter grave, y a la otra mitad, previsiblemente temporales", afirman en la información oficial.

La confianza en los medios de comunicación

Sorprenden los datos sobre la opinión de cómo informaron los medios de comunicación de Castilla y de León durante el confinamiento. En abril el 50% creían que recibían buena o muy buena información sobre la crisis del coronavirus mientras el 25,1% creía que era regular. Mala o muy mala sólo el 21,7%.

En mayo sin embargo la confianza descendió con las primeras aperturas, bajó el primer percentil de aprobación a un 42,2%, el segundo aumentó a un 28% y los suspensos a un 25,3%.

Para la Junta de Castilla y León, en su discurso oficial "los ciudadanos valoran positivamente la información proporcionada por la Junta de Castilla y León durante la crisis". Según el Gabinete de Comunicación de la Consejería de Presidencia seis de cada diez castellanos y leoneses aseguran haber seguido habitual u ocasionalmente las comparecencias diarias de la consejera de Sanidad y de otros consejeros". "Y a la hora de informarse sobre asuntos relacionados con el Covid-19 a través de vías externas a las fuentes oficiales, los medios de comunicación son mejor valorados que las redes sociales en cuanto a la información facilitada", termina.

___
ILEÓN.com solicitó mediante la legislación de Transparencia los resultados de esta encuesta y hace pocos días la Consejería de Fomento resolvió no entregarla, pese a que la había contratado, por decir que "no obraba en su poder" y que era competencia de la Consejería de Presidencia, pese a entregar la primera a este medio el expediente de contratación de este servicio. La segunda la ha hecho pública cuatro días después.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad