Coronavirus: el mapa

Veinte zonas de la Comunidad, una de León, superan la incidencia acumulada de Covid-19 en Madrid

A pesar de que todas ellas superan más de 74 casos por cada 10.000 habitantes, los epidemiólogos solo han detectado transmisión comunitaria en tres de estas zonas. En el cas del área de salud de Valencia de Don Juan la explicación está en que los focos están muy localizados en dos residencias de ancianos, y no es el único caso.

Pruebas PCR Covid auto coronavirus Covid-19 aparcamiento Reino de León
Toma de muestras PCR en el aparcamiento del Estadio Reino de León. / Campillo / ICAL
Alba Camazón / Eldiario.es/cyl | 27/09/2020 - 10:25h.

19 zonas de Castilla y León superan la incidencia acumulada de Covid-19 de Madrid (74 casos por cada 10.000 habitantes): ocho en Valladolid, cuatro en Salamanca, dos en Burgos, dos en Zamora, dos en Palencia y una en León.

Prácticamente todas estas áreas sanitarias se encuentran en el medio rural salvo el barrio de Delicias II, en la capital vallisoletana, y las ciudades de Miranda (confinada desde este domingo) y Medina del Campo, que tienen más de 20.000 habitantes.

En algunos de estos casos, como la zona básica de Valencia de Don Juan, que aglutina a 18 municipios del sur de la provincia leonesa, o Villarrín (Zamora), este incremento tan importante de la incidencia se debe a brotes muy concretos en residencias de ancianos, por lo que en principio está descartada la transmisión comunitaria. En el caso leonés, en concreto, en dos: Fresno de la Vega y Villamañán.

De hecho, Mayorga (Valladolid) ha pasado de un día para otro a entrar en esta lista de más incidencia después de que se detectara un brote en una residencia que afecta a más de 40 personas.

Los servicios de epidemiología de cada provincia y la labor de los rastreadores de Atención Primaria aportan información local para conocer la situación y analizar la evolución de la epidemia. La Junta solo establece que hay transmisión comunitaria cuando los rastreadores no identifican el origen del contagio en numerosos enfermos.

De estas veinte zonas, solo se ha detectado transmisión comunitaria en las zonas de Miranda de Ebro e Íscar y Pedrajas de San Esteban (que pertenecen a la misma zona básica de salud), por lo que permanecen cerradas las entradas y las salidas, además de otro tipo de restricciones de aforo. Estos tres no son los únicos municipios confinados, aunque sí son los que tienen una incidencia más elevada.

Pesquera de Duero (en Peñafiel, Valladolid) y Sotillo de la Ribera (en Roa de Duero, Burgos) están también confinados, y en la capital palentina continúan las restricciones de aforo que prácticamente devuelven al municipio a la fase 1 -como sucedió con Salamanca y Valladolid durante tres semanas-.

El mapa que la Junta de Castilla y León cuelga en su portal de Transparencia colorea su mapa en función de la incidencia acumulada (IA) de los últimos 14 días.

Una zona está en verde si su IA es inferior a 2,5 por cada 10.000 habitantes, en amarilla si es inferior a 5 por cada 10.000 habitantes y a partir de más de 5 casos por cada 10.000 habitantes, consideran que la situación es preocupante y colorean la zona de naranja.

Sin embargo, en un primer vistazo es difícil saber qué zonas están en peor situación, por lo que iLeon.com ha publicado un mapa que permita ver qué áreas tienen una incidencia acumulada más elevada. Se puede ver a continuación.

Ninguna de las capitales de Castilla y León tiene una incidencia inferior a 20 casos por cada 10.000 habitantes. Palencia continúa en cabeza (con 58 casos por cada 10.000 habitantes) a pesar de las medidas impuestas debido a que los resultados tardan en aparecer entre dos y tres semanas. Por ejemplo, hace 15 días, la incidencia acumulada era de 21 casos por cada 10.000 habitantes. Este sábado, la cifra había aumentado hasta 31 casos, el doble.

La tendencia que presentan los datos en casi todas las grandes ciudades no es muy halagüeña. Si comparamos la incidencia de este sábado y la de hace dos semanas, ha aumentado en todas las zonas básicas de salud de León, Palencia, Soria y Zamora. En el resto de capitales, la situación varía más entre zonas básicas de salud.

El investigador leonés Saúl Ares, del departamento de biología de sistemas del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, recopila datos desde marzo que también pueden ayudar a entender la evolución de la pandemia de Covid-19.

Presión en hospitales

A estos factores, también hay que añadir la importancia de la presión asistencial en Atención Primaria y en los hospitales. Actualmente, y solo por Covid-19, hay 617 personas ingresadas en planta y 93 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Pero también hay otros pacientes que necesitan ser hospitalizados y entrar en cuidados intensivos, aunque no sea por coronavirus.

Esto ha provocado que haya 200 camas de UCI ocupadas de las 299 habilitadas actualmente como unidades de críticos. Burgos y Palencia tienen los complejos con mayor presión. 25 de las 26 camas de UCI burgalesas están ocupadas y 17 de 19 en Palencia. En planta, todavía la situación no es tan complicada.

¿Qué normas hay en Castilla y León?

Toda esta situación deja a muchos castellanos y leoneses sin unas normas uniformes, lo que provoca que algunos puedan mezclar recomendaciones e indicaciones con órdenes de las autoridades sanitarias.

Actualmente, solo existe un confinamiento en íscar, Pedrajas, Pesquera de Duero (Valladolid), Sotillo de la Ribera y Miranda de Ebro (Burgos). No se permiten las salidas ni entradas a los municipios salvo por causa justificada. También se restringen las reuniones familiares a un máximo de 10 personas, los clientes de bares y restaurantes solo pueden agruparse de seis en seis por mesa o grupo de mesas, los eventos culturales y deportivos se restringen a 25 personas en espacios cerrados y 50 al aire libre y se cierran las barras de bar.

En el caso de la capital palentina, como hace unas semanas sucedió en Valladolid y Salamanca, las medidas son iguales salvo porque no se confina la ciudad, aunque las autoridades sí recomiendan estar en casa y evitar salir mucho, más todavía salir de la ciudad, para intentar contener al virus.

Además, a mediados de agosto, la Junta de Castilla y León restringió el aforo máximo en hostelería al 50% y otras medidas que continúan en vigor para evitar las aglomeraciones. Salvo en los municipios con restricciones, en Castilla y León están permitidas las reuniones de más de diez personas, aunque no está recomendado.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad