ANÁLISIS

Los muertos de Covid en León son ya más que en 15 años de accidentes de tráfico

[CON GRÁFICOS] Las cifras de la Junta en fallecimientos por coronavirus en la provincia de León (867) superan las de la DGT en muertos en carretera en década y media (842). Además, se ha convertido en la enfermedad más mortal: en 2018 fallecieron 380 personas por ictus y 280 por cáncer de pulmón, 222 por insuficiencia cardiaca y 201 por infartos; y el SARS-CoV-2 habría matado tanto como todas las dolencias del sistema respiratorio (890). En la segunda ola, desde el 14 de septiembre, se han producido 68 víctimas; más que las que produjo la leucemia hace dos años.

Peio García / ICAL. Actividad en el Servicio de Urgencias del Hospital de León
Una ambulancia en el Hospital de León. // Peio García / ICAL
Jesús María López de Uribe | Infografías: Dativo Rodríguez | 12/10/2020 - 10:30h.

Las consecuencias mortales del contagio de SARS-CoV-2 en la provincia de León han provocado, según los datos aportados por la Junta de Castilla y León, han impactado tanto en los pacientes, como en los últimos quince años de mortalidad por accidente de tráfico en las carreteras leonesas.

Esto se desprende de los datos de la propia Dirección General de Tráfico, según la suma de las tablas de 2004 a 2019, ya que aún no ha terminado este año y no está disponible. Los muertos que las autoridades sanitarias autonómicas adjudican al coronavirus hasta el 9 de octubre –fecha en la que se realizaron los gráficos– eran 846. Los de la DGT en esa década y media en la provincia suman 842.

A eso hay que añadir que este domingo había aumentado la cifra de fallecidos por Covid-19 a 867 en la provincia leonesa según la Junta de Castilla y León y que se superaron los cinco mil en la Comunidad, 2.021 (el 40%) en la Región Leonesa: sumando los 920 de Salamanca y 234 de Zamora, según datos del 11 de octubre.

Centrados en la provincia de León hay que destacar que los datos indicados de muertes por esta causa, siempre según Sacyl, en la primera ola habían frenado en unos ochocientos el 4 de junio y no habría muerto ninguna persona por ello, en hospitales, hasta el 30 de agosto. Hasta el 14 de septiembre, seis meses después de la declaración del estado de alarma se habían contabilizado 799 fallecidos por esta causa. Es decir, en lo que ya se considera segunda ola, han muerto en menos de un mes 68 personas; el 8,5% de los de la primera.

¿Pero cuál es la verdadera incidencia comparada de la mortalidad Covid-19 en la provincia de León? ¿Se puede comparar respecto a las muertes por otros motivos y hacerse a una idea de su letalidad? Para responder a esta pregunta, aparte de la comparativa con los accidentes de tráfico, se ha consultado la tabla de Defunciones por Causas del INE en 2018, la última disponible. Un año en el que en la provincia de León murieron 6.309 personas, de las cuales 232 no fallecieron por enfermedad sino por otras causas. Estos datos indican que en siete meses de 2020, el coronavirus ha causado el 13,4% de todas las muertes de 2018.

Casi tantos como de enfermedades respiratorias en 2018

La tabla se ha de leer de dos maneras. Por grupos de enfermedades y por afecciones concretas. Destaca en la primera lectura que en todo 2018 murieron 890 personas por padecimientos del sistema respiratorio. Los fallecidos por coronavirus en León, vista la evolución de los últimos días, llegarán esta semana que entra a esa cifra.

Y hay un dato que sobresale sobre todo en esta tabla del INE de este grupo de enfermedades respiratorias que responde a si el SARS-CoV-2 es como una gripe o no: en 2018 el Instituto Nacional de Estadística sólo apunta a 8 muertos a la gripe (incluyendo la Gripe A y la común); es decir, la Covid-19 sería ya hoy cien veces más mortal en la provincia "que una simple gripe" con estos datos oficiales.

Respecto a otras agrupaciones de dolencias, las enfermedades del sistema circulatorio se llevaron 1.740 vidas hace dos años, mientras que los tumores (es decir, lo que se llama comunmente cáncer) acumularon 1.638 muertes; del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos, 325, mientras que las del sistema digestivo, 348; de transtornos mentales y del comportamiento, 269; del sistema genitourinario, 247; las endocrinas, metabólicas y nutricionales, 215; enfermedades del sistema muscular y del tejido conjuntivo, 108; otras causas indeterminadas, 119; infecciosas o parasitarias, 88; malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas, 10; y por parto, una víctima.

Es decir, que en poco más de siete meses, la causa que las autoridades sanitarias autonómicas consideran hasta ahora que es muerte asumida a la Covid-19 –las cifras que facilita la Junta de Castilla y León oficialmente en su página de datos abiertos y en los que se basa esta comparativa– es casi la tercera de los grupos generales y supone más o menos la mitad de las muertes por coronarias o cáncer.

La Covid-19 dobla en muertos a la enfermedad más letal

A falta de los datos de 2019, que no serán excesivamente diferentes a los de hace dos años (las tablas del INE de causas de muerte se publican a finales de diciembre del año posterior), la incidencia en comparación con enfermedades concretas –o más concretas que los grupos generales expuestos con anterioridad– es notoria. Es más del doble que las enfermedades cerebro-vasculares –de la cual la más conocida es el ictus–, con 380 casos mortales en 2018, o ya el triple de los cánceres de tráquea, bronquios y pulmón, que fueron 280.

Comparado con las enfermedades circulatorias o coronarias específicas, también triplica las muertes por insuficiencia cardíaca (274), cuadruplica a las producidas por hipertensión (222) y a los infartos agudos de miocardio (201).

Comparada con tipos concretos de cánceres, es prácticamente cinco veces más mortal que el de colon (174) y ocho veces más que el de mama (102), páncreas (98) y próstata (95). Otras enfermedades a las que sería cinco veces más letal sería el alzheimer (187), la diabetes (162); y siete en las afecciones de riñón y uréter.

En un somero vistazo a los datos nacionales de causas de muerte hace dos años –que se pueden consultar aquí de un vistazo– las víctimas mortales de coronavirus en toda España (unas treinta y tres mil) superarían ya a las del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos (26.279), a los trastornos mentales y del comportamiento (22.376), las del sistema digestivo (21.689) y más que duplicarían las del sistema genitourinario (13.941) y las fermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (13.465).

Con referencia a los mayores grupos de enfermedades, la Covid-19 supondría, a nivel estatal, las dos terceras partes de las muertes por enfermedades del sistema respiratorio (53.687); y más o menos la cuarta parte de las producidas por el cáncer (112.714) y las enfermedades circulatorias y coronarias (120.859). Eso sí, doblaría en siete meses las muertes en 12 de "causas de mortalidad externas" que no son por enfermedad, que fueron 15.768 en 2018.

Más mortal que la leucemia en esta segunda ola

Aunque comparado con el tsunami de marzo a mayo, momento en el que se produjeron la mayoría de las muertes adjudicadas al SARS-CoV-2 por las autoridades sanitarias autonómicas, las muertes desde hace un mes son muchas menos (68 hasta este domingo cuando hasta el 6 de mayo habían fallecido 519 personas) pero eso no significa que no sea relevante su incidencia en comparación con otros diagnósticos letales.

Por ejemplo, los 68 fallecidos de esta segunda ola superarían a todos los de los 12 meses de hace dos años por leucemia (51), que la septicemia o infección de la sangre (41), que el cáncer de vejiga (63), el tumor maligno de de encéfalo (48), que el cáncer de piel (24), enfermedad vasculares intestinales (55), osteoporosis y fractura patológica (66), entre otras.

También está siendo más letal este mes que las 31 muertes por senilidad, que los 46 ahogamientos de 2018 y posiblemente superará a los ochenta muertos de accidentes de diversos tipos (sin contar los de tráfico) durante aquel año.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad