SANIDAD

Sacyl extiende a León y Valladolid la medida de derivar operaciones públicas a la sanidad privada

El vicepresidente de la Junta y la consejera de Salud reconocieron ayer después del Consejo de Gobierno que ya se estaba haciendo en Burgos por la presión asistencial de Covid en el hospital.

Cirugía en un Hospital Lista de Espera
Las intervenciones quirúrgicas se frenaron en la primera oledad de coronavirus y se externalizarán a áclínicas privadas en la segunda. // Adobe Stock (cedida por SINC)
ICAL | 13/11/2020 - 12:38h.

El gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, aseguró este viernes en las Cortes de Castilla y León que Sacyl recurrirá "nuevamente" a medios externos como hospitales privados en Valladolid y León, además de Burgos, para llevar a cabo operaciones quirúrgicas de patologías no Covid y "no demorables", aunque sin llegar a ser prioridad 1.

Dicho de otra manera, la Junta pagará en la Sanidad privada las operaciones que no se pueden hacer en el sistema público por la presión asistencial que está causando la pandemia y que ha cerrado 4 de los 20 quirófanos del hospitale leonés.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ya advirtió el pasado martes que el Covid-19 ya había comenzado a alterar la actividad programada en la mayoría de los hospitales. Apuntó que en el caso del Hospital Universitario de Burgos, se había transformado un quirófano de urgencias para actividad programada, y se habáin cambiado los turnos de los profesionales para poder aprovechar otros. Del mismo modo, anunció el traslado de pacientes leves al Hospital Divino Vallés y al Hospital Fuente Bermeja, y la Gerencia trabajaba con el centro privado Hospital Recoletas para que asumiera parte de la actividad programada no Covid, puesto que el HUBU solo mantenía tres quirófanos para actividad programada,

En el Hospital de León, ya había el martes cuatro quirófanos ocupados por pacientes Covid; en Palencia, dos; mientras que en Salamanca eran seis de sus 25 disponibles; Soria, uno; el Hospital Clínico Universitario, siete de 21; el Río Hortega había ocupado dos quirófanos dedicados a cirugía mayor ambulatoria, de los 18 con que cuenta; Medina del Campo tenía uno funcionando de los tres habituales, y el de Zamora, debido al descenso de pacientes críticos, volverá a abrir alguno de los que tiene cerrados. Mientras, a fecha del martes, la consejera apuntó que no había habido alteraciones en los hospitales de Ávila, Miranda de Ebro, Aranda de Duero, El Bierzo y Segovia.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, Mitadiel expuso que para hacer frente a un posible "desbordamiento" de la capacidad hospitalaria la Consejería había mantenido los recursos de la primera oleada, con excepción del Hospital Feria de Valladolid que había sido sustituido por la rehabilitación del viejo Río Hortega de la capital (antigua Residencias), con capacidad de 180 camas. Dejó claro que esas camas podrán ser utilizadas por los hospitales de toda Castilla y León, "Una de nuestras actuaciones es considerar a toda la Comunidad como área única para que las áreas con mayor presión asistencial reciban apoyo de las que tengan más medios", aseveró.

Además, apuntó, según recogió la Agencia Ical, que en la nueva fase se cuenta con un recurso intermedio, un hotel en cada provincia así como una instalación en el recinto ferial de Aranda de Duero (Burgos), destinado a personas que son positivas en Covid que no pueden hacer el aislamiento o permanecer en sus domicilios hasta que se curen y que no precisan de cuidados asistenciales.

Obras en UCIs

La intervención del gerente regional de Salud también sirvió para hacer un repaso de los trabajos de ampliación y mejora de las unidades de cuidados intensivos (UCIs) de los hospitales. Recordó que, tras estas actuaciones, se ha pasado de 166 camas de UCI a 271, lo que ha supuesto una inversión de más de 7,5 millones de euros.

Citó la ampliación de seis puestos en la UCI Ávila y la modernización del equipamiento; tres más en la unidad de críticos del Bierzo; cuatro puestos más en el Hospital de Palencia, hasta los 20, lo que ha permitido contar con dos espacios en la UCI, uno para pacientes Covid, y otra para pacientes no Covid.

En la UCI, las obras han permitido conseguir seis nuevos puestos de UCI entre la actual unidad y el servicio de reanimación que son contiguas. En Soria, se ha ampliado cuatro puestos junto a la UCI actual gracias a ocupar el área administrativa de la unidad. El Clínico de Valladolid cuenta con ocho puestos más, hasta los 19 puestos en la primera planta oeste, además de habilitar un segundo espacio, en la antigua REA, para 10 puestos más.

La UCI Zamora cuenta con cuatro puestos más, hasta un total de 15 camas, tras habilitar la zona del antiguo hospital de día como UCI-B. En el Río Hortega de Valladolid se han aumentado diez puestos, dada la necesidad de diferenciar dos UCI y la oportunidad de crear un centro de referencia de bioseguridad para la comunidad, a través de la Creación de Unidad Regional de Biocontención que se desarrollará a lo largo del próximo año.

En el Hospital de León, el proyecto es que la primera planta se reforme para albergar una UCI de 14 camas, para convertirse en una estructura "muy útil" para afrontar futuras contingencias en las que se sobrepasase la capacidad asistencial de la UCI. De momento, está pospuesto para llevar a cabo las obras el año próximo cuando sean posibles ya que requieren unos movimientos estructurales de espacios no compatibles con la situación actual.

En Salamanca, se han habilitado seis nuevos puestos en el actual complejo asistencial con pequeñas actuaciones realizadas con los medios propios del Hospital. Por último, en cuanto a la UCI de Burgos, esta aprobada una obra para la adecuación de espacios en el servicio de URPA (Urpa 2) con el fin de dar solución a uso de UCI expandida en Urpa 3 y que la UCI definitiva disponga de 23 puestos de UCI más 10 puestos de UCI de coronarias.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad