SANIDAD

Sacyl reconoce mala atención a los pacientes no Covid en la primera ola de la pandemia

La detección del número de casos de cáncer en los últimos meses es comparativamente inferior al del año anterior, "lo que nos dice que los pacientes no han llegado al sistema y no puede volver a pasar porque será nuestra obsesión", se compromete su gerente, Manuel Mitadiel.

Leticia Pérez / ICAL. El gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel
Leticia Pérez / ICAL. El gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, comparece en las Cortes para informar sobre la gestión de la pandemia por Covid-19 y sus efectos
ICAL | 13/11/2020 - 14:40h.

El gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, reconoció este viernes en las Cortes de Castilla y León que la atención de las enfermedades no Covid ha sido uno de los "debes fundamentales" en la primera ola de la pandemia. Hasta el punto que aseguró que la detección del número de casos de cáncer en los últimos meses es comparativamente inferior al del año anterior. "Esto nos dice que los pacientes no han llegado al sistema y no puede volver a pasar porque será nuestra obsesión", sentenció.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, apuntó que, desde el primer momento, se comprobó que el Covid-19 "arrasaba con todo" al comprobar que la consulta está casi saturada con pacientes de coronavirus y la planta hospitalaria y las UCIs están hasta arriba de enfermos de Covid. En este sentido, precisó, según recogió la Agencia Ical, que los escasos recursos disponibles no se pueden utilizar por el riesgo de contagios y las condiciones de seguridad no lo permiten.

Mitadiel subrayó que se dio un paso adelante para que los hospitales se articulasen en grupos para la atención de pacientes no Covid durante la segunda ola de la pandemia. "Estamos absolutamente comprometidos en que no se nos pueden escapar las patologías graves y de prioridad 1, lo que pasa por que esos pacientes sean atendidos, de verdad, en el plazo de 30 días", precisó.

Gobierno, "de perfil"

El gerente regional de Salud también acusó al Gobierno central de "ponerse de perfil" en la segunda ola de la pandemia del Covid-19, a diferencia de lo que ocurrió en la primera cuando asumió el mando e hizo "lo que tenía que hacer", aunque con errores, como ha ocurrido en todas las administraciones.

Manuel Mitadiel apuntó que la autocrítica por la gestión de la pandemia debe ser compartida por todos, "también del Gobierno central", tanto en la primera oleada como la segunda. Recordó que la Junta de Castilla y León ha reclamado al Ministerio de Sanidad "cosas objetivas" que, en un primer momento se negaron y, luego, pasado el tiempo, se aprobaron. "El 16 y el 23 de septiembre pedimos contar con indicadores comunes en toda España y medidas contundentes pero no se hizo un borrador hasta el día 30, al igual que ocurrió cuando reclamamos el toque de queda", expuso.

En todo caso, anunció que la Junta seguirá siendo "leal" con el Gobierno central ya que siempre tiene disposición por escuchar a la Comunidad, tal y como ocurrió ayer con la reunión para abordar la situación epidemiológica de Burgos y la solicitud de un confinamiento domiciliario. También, recordó, después de que el procurador del PSOE se lo evocara, que el Ejecutivo de España había transferido a la Comunidad 349 millones para hacer frente a la pandemia.

Impacto de 254 millones de euros

Antes, en su intervención, significó que, a fecha de 30 de noviembre, el impacto directo del Covid-19 en el gasto real de la Consejería de Sanidad y de la Gerencia Regional de Salud ha ascendido a 254 millones de euros, de los cuales, como principales partidas, cerca de 82 millones fueron a la contratación de profesionales y otros gastos de personal; los 97,8 millones de compra de productos sanitarios y equipos de protección individual o los casi 14 millones de euros en productos farmacéuticos de uso hospitalario.

El gerente regional de Salud aseguró que la Consejería ha gastado "todo lo que hemos necesitado" y que no ha habido limitaciones presupuestaria, lo que es de destacar por parte del Ejecutivo autonómico.

En cuanto a la previsión hasta el mes de diciembre de este año, Mitadiel consideró que el gasto real aumentará "considerablemente", hasta situarse a final de año en 370 millones de euros, con casi 116 millones destinados a retribuir al personal; 138,5 millones a la adquisición de productos sanitarios; 24,6 a la ejecución de obras y adquisición de equipamiento y 19,7 millones para gasto farmacéutico hospitalario.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad