Quantcast

Patrimonio

León seguirá enterrando sus valiosos restos romanos con la eterna promesa de musealizarlos

El PP anuncia que en una semana tapará "temporalmente" los recientes restos del 'praetorium' aparecido en la plaza de San Pelayo para que puedan continuar sin trabas las obras privatizadas en el Casco Histórico.

concejalas de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, y de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, informan del seguimiento de evaluación y evolución de las obras de San Pelayo yacimiento romano praetorium principia
Imagen del yacimiento que será enterrado "temporalmente" hasta que haya un proyecto de musealización, sin fecha. / Carlos S. Campillo / ICAL
Carlos J. Domínguez | 09/10/2018 - 18:23h.

El equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de León ha decidido acometer la protección de los valiosos restos arqueológicos romanos del Praetorium (parte de la residencia del general o Legado de la Legio VI Victrix en los denominados Principia o asentamiento fundacional de la ciudad) aparecidos en el transcurso de las obras de urbanización de la Plaza de San Pelayo, en el corazón del Casco Histórico de la capital, como tantos otros restos de la época: tapándolos. No importa que en la visita realizada por el alcalde Antonio Silván no dudaran en tildarlos de "espectaculares" y "extraordinarios".

Esta decisión, que fue anunciada esta mañana por las concejalas concejala de Urbanismo, Ana Franco, y de Cultura y Patrimonio, Margarita Torres Sevilla, se acometerá en el breve plazo de una semana a partir de que se informe oficialmente por escrito a la Junta de Castilla y León, lo cual podría ser mañana mismo. Una solución que ambas ediles insistieron en denominar "temporal", ya que tras avanzar ese re-enterramiento de protección añadieron que la intención última es impulsar un proyecto de musealización que permita ponerlos en valor y mostrarlos al público.

Para ello, se echará una capa de arena para no dañar los restos arqueológicos, sobre la que se extenderá una capa de material geotextil y, finalmente, una grava fina que los proteja, en aras, indicaron, de facilitar la accesibilidad de los vecinos de la zona, afectados por las obras y la zanja arqueológica cercana a la Catedral desde hace más de cuatro meses.

Las concejalas de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, y de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, informan del seguimiento de evaluación y evolución de las obras de San Pelayo y entorno. / Carlos S. Campillo / ICAL
Las concejalas de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, y de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, informan del seguimiento de evaluación y evolución de las obras de San Pelayo y entorno. / Carlos S. Campillo / ICAL

 

La concejal de Cultura, Margarita Torres, insistió en que dentro del campamento de la Legión romana se encuentra un círculo con yacimientos importantes como son los Principia, es decir, el cuartel general de la Legio VI, a lo que se suma ahora el Praeetorium descubierto en San Pelayo y que conformaría parte de la residencia del general al mando en tiempos de los emperadores Trajano y Galba.

Los nuevos restos de la plaza de San Pelayo han permitido, tras la excavación arqueológica dirigida por la arqueóloga Mari Luz González, hallar el complejo termal que formaría parte de dicha residencia del máximo mandatario militar del campamento que León fue, que se extendería por toda la plaza y se completaría con los restos de otras estancias vinculadas con las termas y situadas en un solar adyacente de propiedad privada.

El problema es que estas dos otras estancias, una hallada en el solar adyacente llamado de los Principia hace la friolera de 14 años y otro emboscado desde hace también casi unos quince años detrás de una fachada sostenida por un grueso andamio, siguen sin ser puestos en valor ni protegidos ni mucho menos musealizados ni visitables.

Numerosos antecedentes de restos tapados que esperan

Pero no son los únicos casos. Hace 22 años que asomaron en otra excavación en lo que hoy es el patio de la Casona de Puerta Castillo los restos de los contubernia de la misma Legio VI, y que tras este amplio espacio de tiempo está previsto que se acometa su puesta en valor el próximo año 2019 gracias a los fondos europeos Edusi (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), a pesar de que esta subvención no contempla exactamente este tipo de inversiones.

Otro ejemplo más, mencionado ayer ante ambas concejalas, y ejemplo igualmente de promesas jamás cumplidas de musealización que siguen siendo meros enterramientos de supuesta protección es el del Vicus, los restos de la amplia villa romana Ad Legionem que asomaron en 2010 al realizar la obra del nuevo puente entre Puente Castro y La Lastra, y en los que también el Ayuntamiento leonés, de nuevo con el consentimiento de la Junta, decidieron tapar primero y construir la nueva carretera después.

A pesar de todos esos precedentes, la política responsable de Cultura y Patrimonio defendió esta nueva decisión de enterramiento es "esencial" para proteger y poner en valor los restos hallados, "porque León no puede perder el tren de vender su romanidad y la importancia que tuvo como capital militar de la Península Ibérica y del norte de África".

Sin plazo, sin presupuesto

No obstante, conocedora que junto con la puesta en valor del pasado histórico de la ciudad es "importante" permitir la vida de los vecinos, motivo por el que hasta que no se termine el estudio del entorno completo de los restos y se tenga un informe completo de los hallazgos, "es necesario protegerlos de forma temporal a la espera de ejecutar el proyecto de musealización".

Así, una vez finalizado el estudio, será entregado a la Comisión de Patrimonio del Consistorio leonés para que, posteriormente, informe al equipo de Gobierno del Consistorio para su nuevo desenterramiento y presunta recuperación, un proyecto que esperan tenga "el apoyo de la Junta y del Gobierno de España", pero no se podrá hacer hasta "saber qué extensión tiene y cuánta financiación sería necesaria" una vez que se realice el pertinente proyecto.

Desbloqueo de las obras privatizadas del Casco Histórico

Con esta decisión, queda vía libre para que la empresa Domingo Cueto pueda seguir acometiendo en esta zona de San Pelayo (detrás del centro educativo de Las Teresianas) el llamado Plan de Rehabilitación del Casco Histórico, un ambicioso conjunto de obras de reforma que no ejecutarán las brigadas de obras municipales sino que el PP privatizó y adjudicó a la mencionada empresa, con un coste por tres años de 900.000 euros, a razón de 300.000 euros por año.

Además de en San Pelayo, el plan contemplaba el arreglo de las calles Pablo Flórez, Serradores, Cardiles y Platerías, aunque la concejala Franco aseguro ayer que podría ser más amplio dada la importante baja de la adjudicación de este contrato, que se rebajó en más del 40%.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad