MARTES 24 DE NOVIEMBRE

El ciclo de cine de los Capuchinos del Teatro San Francisco de León proyecta este martes 'Umberto D.'

La obra maestra del cine clásico que emocionó a Charles Chaplin, empezará a las 20 horas, y tendrá una entrada de cuatro euros.

Escena de la película 'Umberto D.'.
Escena de la película 'Umberto D.'.
ileon.com  | 23/11/2020 - 18:52h.

El Teatro San Francisco proyecta este martes 24 de noviembre la obra maestra del cine clásico 'Umberto D.', dentro del ciclo de cine de los Capuchinos. En versión original, a partir de las 20 horas, por una entrada de cuatro euros que podrá adquirirse desde una hora antes del inicio de la sesión en la taquilla del teatro.

Título original: Umberto D.

Año: 1952

Duración: 84 min

País: Italia

Dirección: Vittorio De Sica

Guion: Cesare Zavattini, Vittorio De Sica

Música: Alessandro Cicognini

Fotografía: Aldo Graziati

Reparto: Carlo Battisti, Maria Pia Casilio, Lina Gennari, Memmo Carotenuto, Alberto Albani Barbieri

Sinopsis

Umberto Domenico Ferrari es un jubilado que intenta sobrevivir con su miserable pensión. Sumido en la pobreza, vive en una pensión, cuya dueña lo maltrata porque no consigue reunir el dinero necesario para pagar el alquiler de su habitación. Los únicos amigos que tiene en este mundo son una joven criada y sobre todo su perro Flike.

De Sica se inspira en la figura de su padre y sus vivencias en la posguerra en Italia y le dedica el film. Es una obra neorrealista tardía y el público de la época harto de tanta tragedia, la rechazó buscando comedias que les hicieran olvidar la dura realidad o una nueva visión del mundo que empezaba a mostrar con su cine el maestro Federico Fellini.

Técnicamente el cine de Vittorio de Sica nunca fue innovador, si bien se sustentaba siempre en unos sólidos guiones. En este caso, el film lo conduce con secuencias de interior, con cámara fija y pocos travelings, salvo en las secuencias finales, creando una atmósfera triste y sombría, remarcada magistralmente por la música de Alessandro Cicognini y la fotografía de G.R. Aldo.

El director crea una obra llena de sensibilidad y poesía con una carga profunda de tristeza que recae totalmente sobre Carlo Battisti, un profesor de filosofía que interpreta el papel protagonista (con permiso del perro Flike), un actor que no volvió a ejercer nunca como tal.

El mismo Charles Chaplin se emocionó tanto con la película que llegó a reconocer no haber sido capaz de rodar la "ejemplar trasparencia humana que nos ofrece Umberto D.".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad