Patrimonio

El palacio de los Marqueses de Prado sale de la Lista Roja del Patrimonio tras reconstruir los cubos y consolidar la muralla

La Diputación ha costeado la mayoría de las obras de consolidación, presupuestadas en casi 200.000 euros.

Fortaleza palacio de los Marqueses de Prado, en Renedo de Valdetuéjar
Fortaleza palacio de los Marqueses de Prado, en Renedo de Valdetuéjar.
ileon.com  | 21/09/2020 - 11:12h.

Una intervención sufragada principalmente con fondos de la Diputación de León ha permitido abortar la alerta de derrumbamiento de la fortaleza palacio de los Marqueses de Prado, un notable monumento del siglo XV ubicado en la localidad de Renedo de Valdetuéjar (perteneciente al municipio de Valderrueda). Y ha servido para sacarla de la Lista Roja del Patrimonio, una clasificación que elabora la asociación Hispania Nostra (www.listarojapatrimonio.org) y está formada por cerca de 800 monumentos españoles en riego de desaparición de no mediar una intervención inmediata.

En el palacio de los Marqueses de Prado, que pasa ahora a la Lista Verde, se ha acometido la restauración de la fortificación hasta reconstruir los cubos y consolidar la muralla. Se trata de una intervención presupuestada en 196.160 euros, que ha sido sufragada en su mayor parte por la Diputación de León, según explica Hispania Nostra.

Fortaleza palacio de los Marqueses de Prado, en Renedo de Valdetuéjar.
Fortaleza palacio de los Marqueses de Prado, en Renedo de Valdetuéjar.

Los arquitectos Baltasar Gutiérrez y Juan de Rivero trabajaron en este monumento entre los años 1588 y 1627. Las pilastras exteriores eran toscanas en puertas y un frontón alto recogía un enorme león rampante. Todo el conjunto del palacio-fortaleza estaba cercado por gruesa muralla con cubos cilíndricos. La capilla era de amplio vestíbulo, arcos, bóvedas, pilastras toscanas, nichos, ábside. Los sepulcros de la familia cubrían los muros. Y sus retablos, tablas e imágenes se trasladaron a la Iglesia de Renedo.

Los lienzos de las fachadas principales fueron trasladados, piedra a piedra, a León hasta instalarse en el Hospital Nuestra Señora de Regla. Los restos se utilizaron para distintas construcciones de la zona. Del fastuoso palacio solo se conserva el muro perimetral con algún cubo y bases del edificio del siglo XVII.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad