Quantcast
GASTO MUNICIPAL

Un informe pide una intervención extrema en San Andrés del Rabanedo para sanear sus cuentas

El organismo que vigila la estabilidad financiera de la Administración, Airef, asegura que el tercer municipio de la provincia tiene "un problema estructural y agudo de sostenibilidad de sus finanzas", por encima del cumplimiento de las reglas fiscales. El año pasado San Andrés tardó de media en pagar a sus proveedores un año.

imagen
A. Vega | 20/12/2017 - 11:11h.

Nuevo jarro de agua fría sobre las cuentas del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo a cargo de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), un órgano independiente que analiza las cuentas del sector público de forma crítica y que en julio de este año ya puso bajo la lupa al tercer municipio de la provincia considerándolo insolvente.

En un nuevo informe, titulado 'Líneas Fundamentales de los Presupuestos de 2018 de las Entidades Locales', la Airef cuestiona otra vez la viabilidad municipal y pide al Ministerio de Hacienda que convoque una comisión de expertos para analizar las causas por las cuales nueve ayuntamientos tienen graves problemas de sostenibilidad en sus cuentas y proponer soluciones, entre ellos el de San Andrés del Rabanedo. Es decir, ir más allá de la actual intervención de facto de sus cuentas para poner remedio de unos números que no cumplen con los requisitos actuales de sostenibilidad financiera, emanados del Ministerio de Hacienda de acuerdo con las exigencias europeas a España en materia de gasto público.

En el informe -que se pude consultar aquí- se han seleccionado los municipios atendiendo a sus problemas financieros, como un elevado ratio de deuda sobre ingresos corrientes, el periodo medio de pago a proveedores o su remanente de tesorería negativo. El municipio gobernado por Maria Eugenia Gancedo, en una coalición PSOE-PAL, se dan cifras que evidencian la complicada situación económica de San Andrés, que finalizará con una deuda de 61 millones de euros este 2017 según la Airef, el triple que sus presupuestos. El dato más llamativo es que el consistorio tarda de media un año en pagar a sus proveedores, ya que finalizó 2016 con una tardanza media de pago de 363 días y en el segundo trimestre de 2017 de 373 días. Por cierto que San Andrés ya cumple con la normativa que obliga a su publicación trimestral en su portal de transparencia, algo que no había hecho hasta hace semanas.

Según la Airef el problema de los nueve municipios bajo la luoa no es tanto que no cumplan con las reglas fiscales, que no lo hacen como muchos otros ayuntamientos, sino que la evolución de sus ratios de sostenibilidad señalan como en 'riesgo alto' de no tener viabilidad económica. Uno de los dato es el periodo medio de pago pero otro es el radio de deuda sobre ingresos corrientes, que en San Andrés del Rabanero es del 278%, 23 veces superior a la media de los Ayuntamientos de Castilla y León. El punto que sí cumple el consistorio es ya no tener remanente de tesorería negativo.

Actualmente tiene que cumplir un Plan de Ajuste aprobado por Hacienda cuando bancarizó su deuda en 2012 para acordar pagar sus deudas hasta el 2032 y un Plan Económico Financiero para 2017 y 2018 que le exige superávit en ambos años. La Airef advierte que este año cumpliría el objetivo de estabilidad pero no en 2018, ni tampoco el superávit, lo que volvería a poner a sus cuentas en una situación complicada.

Todas las recomendaciones de la Autoridad Fiscal son eso, recomendaciones, por lo que las decisiones finales sobre los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes con peor cuentas públicas deberá adoptarlas el Ministerio de Hacienda, el mismo que ya supervisa anualmente los presupuestos y cuentas de San Andrés. Para la Airef el problema de las cuentas de San Andrés debe abordarse conjuntamente con la Junta, que es quien tiene las competencias de tutela de las administraciones locales. Todo para poner el gasto municipal sirva para dar servicios reales a los más de 31.000 habitantes del municipio.

publicidad
publicidad
publicidad