Quantcast

Silvia Clemente

Castilla y León traslada su solidaridad al pueblo venezolano y urge que se garanticen los derechos humanos y la ayuda humanitaria

Clemente aboga por "mejorar el conocimiento de la realidad migratoria y potenciar los valores positivos que aportan los inmigrantes a la sociedad".

Silvia Clemente
R. Valtero / ICAL La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, preside los actos de recepción a los inmigrantes y refugiados que residen en Castilla y León.
ileon.com  | 09/02/2019 - 19:29h.

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, trasladó este sábado la "solidaridad" de los castellanos y leoneses al pueblo venezolano en medio del conflicto que está sufriendo y reiteró la necesidad de garantizar "con urgencia" el respeto a los derechos humanos y la ayuda humanitaria que requiere este pueblo. Así lo dijo durante su discurso en el acto de clausura de la recepción a los inmigrantes y refugiados que residen en la Comunidad bajo el paragüas de la iniciativa 'Castilla y Léon, tierra de acogida'.

La situación de Venezuela ha tenido un gran protagonismo en esta cita y Clemente resaltó que Castilla y Léon no puede estar al margen "de la crueldad, del drama humanitario y la opresión que sufre el pueblo de Venezuela en estos momentos", ya que se trata de "un pueblo hermano" con el que se mantienen "estrechos vínculos afectivos, culturales y de colaboración" y que en diferentes periodos de la historia ha sido tierra de acogida para los miles de emigrantes castellano y leoneses que llegarón allí "buscando una vida mejor".

Con todo ello, Clemente destacó el "valor positivo" que la inmigracion supone para la sociedad de Castilla y León que "ha sabido comprender esta nueva realidad social desde la solidaridad y la integración", donde hace una aportación especial "al crecimiento y al desarrollo social y económico de la Comunidad".

En Castilla y León viven y trabajan 128.633 inmigrantes de 120 nacionalidades distintas, lo que representa un 5,26 por ciento de la población total de la Comunidad y el 2,79 por ciento de los extranjeros que residen en toda España. Esta población procede mayoritariamente de países europeos como Rumanía (19,8 por ciento), Bulgaria (17,4 por ciento) o Portugal (6,9 por ciento), pero también del norte de África como Marruecos (16 por ciento), o de países de América como Colombia (cuatro por ciento), República Dominicana (3,3 por ciento), Brasil (2,71 por ciento) o Ecuador (2,46 por ciento), entre otros.

En el acto celebrado este sábado en las Cortes, Castilla y León se ha querido mostrar como "tierra de acogida" y expresar el reconocimiento público de los ciudadanos de la Comunidad "hacia los inmigrantes y refugiados que residen en Castilla y León" y que cuentan con el apoyo y respaldo de las nueve entidades y organizaciones no gubernamentales que este sábado estuvieron presentes también en el Parlamento autonómico.

Por otro lado, Clemente recordó que el Estatuto de Autonomía reconoce "los mismos derechos a todos los que vivimos en esta tierra" y encomienda a los poderes públicos la promoción de la integración "social, económica, laboral y cultural" de los inmigrantes en la sociedad de Castilla y León. Por ello, elogió la "notable" contribución de la norma a "tomar conciencia del hecho migratorio" como un fenómeno social que ha acompañado el devenir de Castilla y Leóny que ha ido forjando "un sentido de solidaridad que está muy presente en nuestra sociedad".

De la misma forma, la presidenta de las Cortes abogó por continuar trabajando desde las administraciones para favorecer la integración social, laboral y cultural de los inmigrantes en la sociedad de Castilla y León, y reclamó a la Unión Europea un mayor "protagonismo y participación" de las regiones europeas en la definición y aplicación de la Agencia Europea de Migración, porque la migración es "un poderoso motor del crecimiento econ´moico" y permite a miles de personas buscar nuevas oportunidades. "De ahí la importancia de mejorar el conocimiento de la realidad migratoria y potenciar los valores positivos que aportan los inmigrantes a la sociedad", declaró Clemente.

En la celebración de este acto dieron a conocer sus experiencias individuales del jugador de rugby de 'El Salvador', Raúl Zapata; el ex jugador y presidente del Club Baloncesto Ciudad de Valladolid, Mike Hansen; la presidenta de la Asociación Al Amal, Nadia Otmani; o la profesora Randa Savegh, con las que se quiso dar "visibilidad" al "talento y a los valores positivos" que los inmigrantes aportan al desarrollo económico y a la diversidad cultural de España y de Castilla y León más concretamente.

Testimonios venezolanos

Previamente a la lectura del manifiesto por parte de un grupo de inmigrantes de diferentes países que trasladaron sus principales necesidades y peticiones, en el Hemiciclo se proyectó un vídeo del presentador y escritor venezolano, Boris Izaguirre, quien quiso sumarse a este evento en el que relató brevemente su experiencia como venezolano llegado en 1992 a España, un país al que agradeció haberle dado "todas las cosas posibles". No ocultó que viajar de un país a otro es "un evento formidable" para encontrar una tierra que "va a ser más tuya que la propia".

Izaguirre llamó a la integración de los inmigrantes porque estimó que se trata de "uno de los mejores ejercicios posibles", y recordó que cualquier persona es "conquistadora de sus sueños", y explicó que la mejor forma de conseguirlos es "integrándose". Por último, lanzó un mensaje de apoyo a todos los venezolanos que viven en España y también en Castilla y León, concluyó.

Otros venezolanos que relataron sus experiencias fueron Doni Dagson Rivero y Mariángela Calderón, que tuvieron que abandonar su país por formar parte de movimientos que les supusieron amenazas para su integridad. El primero de ellos recordó a un pueblo entero "amordazado en su tierra" y que clara "por su libertad" porque "las condiciones básicas no existen". Pero estimó que "el mundo no puede callar" y abogó por emplear "todo el esfuerzo para que nunca más el poder acabe con los más desprotegidos".

Por su parte, Mariángela Calderón, que tuvo que dejar sus estudios en Venezuela por formar parte de un movimiento estudiantil contrario al régimen, reconoció que se está viviendo una época "muy dura" aunque no ocultó su "esperanza y fe" de que algún día tengan ocasión de volver a reunirse con sus familias. "Ahora vivimos una gran incertidumbre, pero al mismo tiempo tenemos mucha esperanza", trasladó.

Colaboraciones

El acto, que estuvo amenizado por el monologuista Martín Luna, también contó con la colaboración del sector agroalimentario, representado en esta ocasión por 44 empresas alimentarias y 12 figuras de calidad de la Comunidad, que cedieron una selección de alimentos de Castilla y León; así como de la Escuela Internacional de Cocina, la Asociación de Cocineros de Segovia, la Asociación de Sumilleres de Castilla y Léon; las asociaciones de sumilleres de Salamanra y Segovia; y la empresa Ramiro Restaurantes, que fueron los encargados de la comida que se ofreció a los asistentes.

En total, 130 personas que se sumaron a esta iniciativa y que, según Clemente, constituyen "un buen ejemplo del sentimiento de solidaridad y acogida que está presente en la sociedad civil de Castilla y León".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad