Quantcast

Política

Malestar interno en el PP por la designación del exalcalde Silván al Senado por León

Algunas voces recuerdan que podría no obtener en las elecciones del 10N el acta, que le convertiría en aforado judicial, dado que la votación a la Cámara Alta es nominal.

antonio silván alcalde pp partido popular cortes castilla y león procurador pablo casado mitin campaña carmen gonzález guinda alfonso fernández mañueco
Los dos aforados autonómicos, Mañueco y Silván, en el último mitin de Pablo Casado en León. / Carlos S. Campillo / ICAL
C.J. Domínguez | 08/10/2019 - 19:13h.

El malestar cunde en las filas del Partido Popular de la provincia de León tras aprobarse, y ya regisrarse, la designación del exalcalde de León, Antonio Silván, como nuevo miembro de la candidatura popular al Senado por León en la repetición de elecciones que se producirá el 10 de noviembre.

Muchos son los que no terminan de entender que, tras su batacazo electoral en León capital, y habiendo quedado en la oposición municipal, en parte por el impacto electoral que pudo haber tenido su implicación con la trama corrupta Enredadera cuando salpicó de lleno durante su mandato en el Consistorio leonés -por la que no ha existido imputación judicial de momento-, ahora se haya convertido en el número 1 de la lista a la Cámara Alta, en detrimento del joven Javier Santiago Vélez, alcalde de Almanza.

Cabe recordar que ahora, Santiago ocupa el número 2 -en sustitución de Ester Muñoz, ahora ya cargo de confianza directo de Mañueco en Valladolid, no sin polémica- y la berciana Mar González Pereda el número 3 en vez de Alfonso Arias que concurrió a los comicios de el 28 de abril.

Carlos S. Campillo / ICAL. En primer término José Miguel González, a su lado el exalcalde de León, Antonio Silván.
Carlos S. Campillo / ICAL. En primer término José Miguel González, a su lado el exalcalde de León, Antonio Silván, y detrás Ester Muñoz.

 

Sin embargo, el acta de Silván en el Senado, que le convertiría en aforado judicial si llega alguna ingrata sorpresa para él de los Juzgados, no está garantizada al cien por cien. Y es que las votaciones de la papeleta sepia son nominales, es decir, que el elector debe tachar tres nombres a su antojo, incluso de partidos diferentes, por lo que existe la posibilidad de 'critica' electoral de algunos miembros de las candidaturas.

No sería la primera vez que pasara: en abril de este año mismo Javier Santiago cosechó más de 82.000 votos mientras Ester Muñoz sólo 68.098 y Alfonso Arias quedó cerca, con 65.746. Como entonces el PP sólo obtuvo un escaño, frente a tres del PSOE, la joven exsenadora se quedó fuera. Algunos populares se preguntan si esta vez no podría pasar lo mismo si hubiera un voto de castigo a Silván y el PP también quedara sólo en cuarto lugar.

Otra cosa que aún se preguntan en el seno de la formación conservadora es el motivo por el que ahora sí, y en abril no, el líder autonómico Alfonso Fernández Mañueco, rival de un Antonio Silván que siempre fue protegido de Juan Vicente Herrera, y también desde Génova, han decidido 'repescar' al veterano político popular, al que Pablo Casado no quiso elegir y proteger en las elecciones del 27-A.

A algunos les consta que la pretensión de Silván era concurrir a la lista del Congreso de los Diputados, pero ahí sí, Madrid ha decidido que no, y ha situado a su nuevo hombre fuerte, José Miguel González, de la mano de Teodoro García Egea, desplazando a su vez a quien encabezara hace sólo unos meses, Carmen González Guinda, exalcaldesa de Garrafe de Torío, donde se dio un severo golpe electoral. También aquí las encuestas, incluso la del PSOE, otorgan dos diputados al PP, en detrimento de la pérdida del que hoy ostenta Ciudadanos.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad