Política

Bronco debate en las Cortes con acusaciones de “sectarismo” y “machismo” a cuenta de la gestión sanitaria

El procurador socialista leonés Diego Moreno ha tachado a los consejeros de "hipócritas" que "pasan de los aplausos a los latigazos" con el decreto que modifica las condiciones laborales.

Luis Tudanca PSOE secretario autonómico procurador Pleno Cortes de Castilla y León coronavirus Covid-19 mascarilla
Luis Tudanca, portavoz socialista, en el Pleno de la Cortes de este martes. / CCyL / ICAL
Alba Camazón / elDiario.es/castillayleon | 17/11/2020 - 20:06h.

"Lamento profundamente que se utilice la Sanidad como arma arrojadiza política. Lo siento muchísimo y me repatea". Así resumía el médico de Urgencias y procurador en las Cortes de Castilla y León de Por Ávila, Pedro Pascual, el debate sobre la Sanidad que se ha celebrado este martes en el pleno, según informa elDiario.es/castillayleon. La situación de la Sanidad ha ocupado la mayor parte del debate, que ha terminado con acusaciones de "sectarismo" y "machismo" y con el vicepresidente y portavoz autonómico, Francisco Igea, respondiendo preguntas dirigidas a la consejera de Sanidad, Verónica Casado. La Covid-19, la falta de recursos y el último 'decretazo' de la Junta que modifica las condiciones laborales del personal sanitario y que han provocado que sindicatos y organizaciones profesionales reclamen su retirada han centrado el debate, en el que no han faltado los reproches entre la oposición y los gobernantes del PP y Ciudadanos. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha llegado a incluso a recriminar "posturas machistas" por parte de la oposición.

El portavoz socialista, Luis Tudanca, ha reprochado que el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, "no escuche a nadie" y ha señalado que el "único" consenso que ha logrado ha sido poner "a todo el mundo" en su contra. El líder del Grupo Socialista ha instado a Mañueco a retirar la orden o a marcharse del cargo. "No tienen otra salida", ha criticado. Igea ha aceptado pedir "perdón si se ha entendido mal" el decreto de los profesionales sanitarios, aunque ha destacado la "obligación" de "proteger la vida y la salud" de los ciudadanos. "Ha habido diálogo antes y lo habrá después. Vamos a hablar de todo lo que sea necesario", ha insistido el vicepresidente en varias ocasiones.

Mañueco, por su parte, ha llamado a la "unidad" a la vez que ha acusado a Tudanca de "sectarismo" en un debate en el que el PP ha utilizado las negociaciones del Gobierno de España con los partidos independentistas. "El socialismo que defiende parece que prefiere entenderse con ERC o con Bildu", ha afeado el presidente de la Junta de Castilla y León, que ha insistido en que el 'decretazo' no adopta ningún acuerdo, que se negociará con los sindicatos. "Usted es el vecino que cuando hay un incendio en la casa de al lado cierra la puerta y no ayuda", ha lamentado Mañueco, que también ha subrayado: "La mejor receta para lucha al virus se llama unidad".

El momento más tenso se ha vivido después de que la consejera de Sanidad rechazara las "posturas machistas" de la oposición, un momento en el que el presidente de las Cortes ha llamado al orden dos veces a la vicepresidente segunda de la Mesa de las Cortes, Ana Sánchez. "No soy títere de absolutamente nadie. Creo que he demostrado durante toda mi carrera. He trabajado en asistencia, docencia, investigación. Nunca jamás me he sentido discriminada. Y he tenido que venir aquí, a estas Cortes, y sentir estas posturas machistas en las que hablen de tutelas y títeres. Es evidente que no me conocen nada. Trabajamos en equipo. Somos un gobierno que trabajamos en equipo", ha proclamado Verónica Casado, arropada por los aplausos de representantes del PP y de Ciudadanos.

Cuando varios representantes del PSOE han protestado, Casado ha respondido: "Cómo escuece cuando uno se cree el adalid de la igualdad y resulta que alguien le dice que por ahí vamos mal". De esta manera, se ha producido un rifirrafe con la socialista Alicia Palomo, que ha acusado a la consejera de tener "síndrome de Estocolmo".

Además, el PSOE ha rechazado este decreto sobre los profesionales sanitarios. El procurador Diego Moreno ha tildado a los consejeros de "hipócritas" que "pasan de los aplausos a los latigazos" después de "meses echando la lagrimilla y diciendo lo buenos profesionales que son". "Y cuando se dan la vuelta les asestan la puñalada trapera", ha afeado el socialista, que ha destacado la actitud "intachable" de los profesionales sanitarios, que han puesto en riesgo incluso si salud "sin protestar", ante lo que han recibido "este decretazo como premio".

El vicepresidente, Francisco Igea, ha lamentado que los socialistas "mientan, difaman" y resulta "gratis". Además, ha cuestionado la capacidad del PSOE de Castilla y León para gobernar, a quienes ha tachado de "pacatos" y "provincianos". Igea ha afeado que el PSOE se haya reunido con el presidente del Consejo de los Colegios de Médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig: "Vienen de la mano de algunas personas que han dicho, entre otras cosas, que no habíamos protegido a nuestros profesionales, que nos han llevado al juzgado diez veces y no han ganado ni una. La Justicia es una garantía y la verdad nos hará libres".

El portavoz del Grupo Mixto y procurador de Podemos-Equo, Pablo Fernández, ha reiterado su petición de dimisión a Mañueco, Igea y Casado tras un desempeño "execrable" en el fondo y en las formas, "mintiendo, engañando, con falacias y traiciones, haciendo saltar por los aires cualquier posibilidad de acuerdo y negociación". Pablo Fernández se ha preguntado quién querría trabajar en Castilla y León ante el "recorte atroz" de los derechos laborales y el "maltrato" a los sanitarios.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad