INTERNACIONAL

El Congreso de Estados Unidos ratifica a Biden después de un insólito asalto azuzado por Trump

Después de que cientos de manifestantes pro-Trump invadieran el Capitolio de Washington las dos cámaras continuaron con el proceso de ratificación de los resultados electorales que hicieron al demócrata Joe Biden presidente electo. En el asalto se produjeron 4 muertes y 52 detenidos.

Asalto al Capitolio de Estados Unidos
ileon.com  | 07/01/2021 - 10:10h.

El Congreso de Estados Unidos ha ratificado, 15 horas después de iniciar el procedimiento, los resultados de las elecciones del pasado mes de noviembre que eligieron al demócrata Joe Biden como próximo presidente del país en detrimento del republicano Donald Trump. Lo hacen después del insólito asalto que cientos de manifestantes pro Trump hicieron este 6 de enero a las instalaciones del Capitolio, símbolo de la democracia estadounidense.

Desde 1814, en la guerra que enfrentó a norteamericanos y británicos, no se había producido una situación semejante en el lugar sede del poder legislativo de la llamada 'primera democracia del mundo'. Los seguidores de Trump, que los había azuzado previamente en una manifestación contra el resultado electoral, interrumpieron el proceso de ratificación de los votos del Colegio Electoral, órgano multiestatal que en EE.UU elige al inquilino de la Casa Blanca tras las votaciones de los ciudadanos.

En una manifestación previa Trump aseguró que nunca concedería la victoria a los demócratas, que además este 6 de enero se garantizaron el control del Senado al hacerse con los dos sillones pendientes del estado de Georgia en una segunda vuelta especial. Con el voto de control de la futura vicepresidenta, Kamala Harris, que es a su vez presidenta del Senado con voto de calidad, podrán sacar adelante buena parte de la agenda legislativa demócrata.

Las autoridades de Washington DC informaron además de los 4 fallecimientos, uno de una asaltante por arma de fuego al entrar en el Capitolio, y de las 52 detenciones que habían localizado artefactos explosivos en las sedes nacionales del Partido Republicano y del Partido Demócrata, además de múltiples armas de fuego y cócteles Molotov.

La tensión se inició tras una manifestación convocada por Trump en la ciudad capital del estado federal para protestar por los resultado que, según él, estaban amañados. Hasta en 60 ocasiones los jueces han rechazado cuestionar las votaciones de noviembre. Trump había presionado al vicepresidente Mike Pence para que se saltara la ley y rechazara el resultado electoral, que el republicano rechazó realizar de forma pública en un comunicado, lo que provocó acusaciones de Trump contra su número 2.

Cientos de manifestantes rodearon el Capitolio y entraron en sus instalaciones con inusitada facilidad mientras se reunían las cámaras legislativas para votar la ratificación de Biden. Senadores y congresistas fueron desalojados y unas horas después efectivos policiales entraban y detenían a los asaltantes en medio del estupor del país y de todo el mundo.

El propio presiente electo, Joe Bien, salió en directo para mandar un mensaje de tranquilidad al pueblo norteamericano y pedir a Trump que ordenara parar a los asaltantes, en lo que definió como una situación que rozaba la sedición.

Dos cargos del Gobierno Trump, un viceconsejero de Seguridad Nacional y la viceportavoz de la Casa Blanca, han presentado su dimisión tras lo sucedido y no se descartan que incluso haya abandonos en el Gabinete (Consejo de Ministros) del país.

Mientras tanto las redes sociales de Twitter, Facebook y Youtube han bloqueado las cuentas personales de Donald Trump en esas redes, entendiendo que sus mensajes eran incitaciones a la violencia y contravenían sus normas. Todas borraron mensajes del presidente durante el asalto que justificaba lo sucedido y volvía a insistir en las falsas acusaciones de fraude electoral.

Las reuniones de la Cámara de Representantes y del Senado se retomaron en la madrugada hora española después de asegurar el edificio los cuerpos policiales y con el acuerdo de seguir votando la ratificación de Joe Biden. El Congreso ha rechazado objeciones a los resultados planteadas por senadores y congresistas pro Trump en los estados de Arizona, Michiga, Georgia, Pensilvania y Wisconsin.

La toma de posesión del nuevo presidente tendrá lugar el próximo 20 de enero en las escalinatas del Capitolio asaltado.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad