PARQUES DE BOMBEROS

La Junta aprueba un plan de mínimos para los parques de bomberos pero no da plazos a las administraciones locales

Serán los Ayuntamientos o las Diputaciones provinciales quienes diseñen cómo, dónde y cuándo ampliar las dotaciones de extinciones de incendios no forestales para que se pueda responder a cualquier emergencia en un tiempo máximo de 30 minutos.

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones
Miriam Chacón / ICAL. El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones
ICAL / ILEÓN | 31/03/2021 - 13:06h.

La Junta de Castilla y León aprobó este miércoles, en el Consejo de Gobierno, el Plan sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SEPEIS), en el que se establecen los "mínimos" que los diferentes parques municipales de bomberos deben cumplir para "garantizar una respuesta eficaz, homogénea y en menos de 30 minutos" en las 105 zonas en las que el Gobierno autonómico ha dividido el territorio para la actuación de este servicio.

El objetivo del plan es "mejorar los tiempos de respuesta, la interoperabilidad con el resto de sistemas de emergencias y la calidad del servicio" de unos SEPEIS que, no obstante, y como recordó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, "son competencia municipal", obligatoria para los municipios de más de 20.000 habitantes y opcional, según disponibilidad presupuestaria, para las localidades con menos de esa población, garantizado el servicio entonces por las diputaciones provinciales.

En cualquier caso, y como señaló el consejero de Fomento y Medio Ambiente, "la Junta tiene un papel" para regular, "dentro de la autonomía municipal", las condiciones de prestación de este servicio, que con el Plan sectorial aprobado esta mañana tendrá, a partir de ahora, "unos mínimos" de distribución y medios materiales y humanos "por zonificación y áreas de intervención", con el objetivo de que se puedan cubrir las situaciones en las que se requiera de su presencia "en un tiempo no superior a los 30 minutos".

El plan también define la tipología de los parques de bomberos en función de cada área de intervención, los tiempos de salida, los intervinientes necesarios y las dotaciones materiales mínimas de cada parque, teniendo en cuenta su división entre tipo 1 (referencia provincial), tipo 2 (municipios de menos de 20.000 habitantes cuya área de intervención sea de riesgo mayor a la media), tipo 3 (municipios de menos de 20.000 habitantes cuya área de intervención sea de riesgo menor a la media) y tipo 3b (para áreas de intervención cuyos riesgos sean poco significativos).

No obstante, y tal y como señaló Suárez-Quiñones durante la rueda de prensa, este plan de mínimos, que se establece como "punto de partida" para cualquier adaptación o inversión municipal en los SEPEIS, "permite plantear alternativas" a ayuntamientos y diputaciones para ampliar las capacidades "si lo consideran adecuado".

Además, y para permitir cierta flexibilización debido a las limitaciones presupuestarias que puedan tener ayuntamientos y diputaciones durante los próximos meses, dado que "son las entidades titulares en sus ámbitos" las que tienen que realizar las inversiones para cumplir con el plan, la Junta no establece un plazo de implantación, aunque Suárez-Quiñones se mostró confiado en que alcaldes y presidentes de Diputación "harán todo lo posible para que se lleve a cabo cuanto antes".

En todo caso, la Junta también prevé una línea de apoyo específico hacia las diputaciones provinciales de 10 millones de euros en los próximos cinco años que se distribuirán para el cumplimiento de este plan de mínimos, sin perjuicio de los 215.000 euros que cada año la Consejería de Fomento y Medio Ambiente dedica a la formación del personal de bomberos de las entidades titulares de estos servicios.

León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente aseguró que la provincia de León "tendrá que hacer adaptaciones" pero que la Diputación de León lleva trabajando el mandato pasado y el actual para "cumplir con los mínimos y mejorarlos", sobre todo con "pasos firmes esta legislatura". Será responsabilidad de la Diputación de León, gobernada por el socialista Eduardo Morán hacerlo a la mayor brevedad posible: "no nos cabe la menor duda que hará lo necesario", sentenció Suárez-Quiñones.

La financiación no debería ser un problema después de conocerse hace escasos días que la Diputación de León cerró el ejercicio económico del año pasado acumuló sin gastar 156 millones de euros, más que todo su presupuesto.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad