DATOS MACROECONÓMICOS

La incertidumbre sigue marcando las previsiones macroeconómicas de Castilla y León

El informe 'Previsiones Económicas de Castilla y León' de Unicaja Banco recoge una estimación para la economía autonómica para el 2021 de crecimiento entre el 3,8% y un 5,4%, y para el 2022 de entre el 4,5% y el 5,8% del PIB.

reapertura hostelería cafetería bar catedral león coronavirus covid apertura terrazas otoño
Con calentadores en las terrazas de la Plaza de la Catedral de León.
ICAL | 16/07/2021 - 13:35h.

La economía castellano y leonesa podría crecer en 2021 entre un 3,8 por ciento y un 5,4 por ciento, según se recoge en el último número del informe 'Previsiones Económicas de Castilla y León', elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco, mientras que prevé que el empleo aumente en el promedio de este año entre un 0,1 y un 0,5,por ciento, para situar la tasa de paro entre el 12,6 y el 13,0 por ciento.

Para 2022, señala que las previsiones apuntan a un mayor crecimiento de la actividad y el empleo. En este sentido, el PIB podría crecer en el conjunto del año entre un 4,5 y un 5,8 por ciento. Por su parte, se prevé un aumento del empleo entre un 1,1 y un 1,4 por ciento, con una tasa de paro entre el 11,9 y el 12,5 por ciento.

Este informe recoge el entorno económico, la evolución reciente de la economía de Castilla y León y las previsiones económicas para el periodo 2021-2022. Se parte también de un entorno nacional y mundial en el que se han revisado al alza las previsiones económicas, en el caso de España sería una de las que más crezca hasta un 6,2 por ciento en ese periodo, según el Banco de España.

Según la Contabilidad Regional Trimestral publicada por la Dirección General de Presupuestos y Estadística de la Junta de Castilla y León, en el primer trimestre de 2021 el PIB regional disminuyó un 1,3 por ciento (1,8 por ciento de crecimiento en el trimestre anterior). Esta trayectoria ha venido condicionada, principalmente, por el empeoramiento de la situación sanitaria (tercera ola) y la reintroducción de restricciones para contener los rebrotes. En términos interanuales, se registró un descenso del 1,1 por ciento.

En términos interanuales, el gasto en consumo de los hogares ha disminuido un 3,7 por ciento, en tanto que el de las Administraciones Públicas se ha incrementado en un 3,1 por ciento. Asimismo, la inversión ha crecido un 1,5 por ciento. Por su parte, la contribución del sector exterior ha sido de 0,2 p.p., disminuyendo tanto las exportaciones de bienes y servicios (-7,9 por ciento) como las importaciones (-7,6 por ciento).

Desde la perspectiva de la oferta, el descenso ha afectado a la mayor parte de las ramas productivas, exceptuando las energéticas y el sector agrario. En lo que respecta al mercado de trabajo, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y las cifras de afiliación a la Seguridad Social reflejan una recuperación parcial del empleo, aunque en el primer trimestre el año las variaciones interanuales han continuado siendo negativas. A finales de mayo, 22.079 trabajadores se encontraban en situación de ERTE en Castilla y León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad