EL DEBATE SOBRE LA GANADERÍA (III)

"La ganadería extensiva aprovecha los recursos que hay y la gente debería tener clara la diferencia"

Violeta Alegre Natal es una pastora de extensivo de ovejas que pasa parte del año en Castrillo de San Pelayo, parte en Lago de Omaña y el resto en Abelgas de Luna, practicando la transterminancia, "la labor de estas ovejas es impagable. En su lana llevan millones de semillas y las trasportan de un lugar a otro ayudando a conservar la biodiversidad".

Violeta Alegre Natal, pastora de extensivo, con su ganado
Violeta Alegre Natal, pastora de extensivo, con su ganado
Abel Aparicio | 10/01/2022 - 08:37h.

Desde hace unos años está sobre la mesa un debate de calado, ganadería extensiva o intensiva. Este debate está llenando de nuevo portadas y copando debates a nivel político y socia debido a las palabras del Ministro de Consumo Alberto Garzón en el periódico británico The Guardan, impulsado, en parte, por el bulo que se difundió la semana pasada y que el propio ministro desmintió.

En este reportaje hablamos con Violeta Alegre Natal, una pastora de extensivo de ovejas que pasa parte del año en Castrillo de San Pelayo, parte en Lago de Omaña y el resto en Abelgas de Luna. Defiende el valor de la ganadería extensiva para la biodiversidad y la calidad de su producto y se muestra crítica con los cambios legislativos que sufren sin conocer la realidad del territorio.

¿Tus ovejas pastan solo por esta zona o practicas la trasterminancia?

Normalmente las ovejas, unas 1.300 cabezas, las subimos sobre el 15 de abril a Lago de Omaña y allí estamos hasta julio, pero en junio apartamos a las que van a parir y Goyo, mi pareja, las trae de nuevo a Castrillo de San Pelayo. Yo me quedó allí y de Lago de Omaña las subo al puerto, a Abelgas de Luna hasta el segundo fin de semana de septiembre.

¿Qué diferencia ves entre las ovejas de ganadería extensiva y las ovejas de ganadería intensiva?

Creo que la gente debería tener clara esa diferencia. En la actualidad no hay ninguna etiqueta que lo identifique. Como ves, la ganadería extensiva está aprovechando los recursos que hay en el suelo, tanto la comida como la bebida, ya que aprovechan los ríos, regatos y demás. Lógicamente la comida no llega solo con lo que pasta, pero el pienso lo traigo de Acebes del Páramo, de la cooperativa de Veguellina, la hierba que traigo de mis prados y la tengo ahí almacenada, es decir, no contaminas trayendo la comida en camiones de lugares tan lejanos. Habiendo ganado, es indiscutible que fijas población, ya que hay almacenes de pienso, de sal, laboratorios, talleres de maquinaria, tiendas de ropa para agricultura y ganadería. Luego la paja, por ejemplo, si no hay ganadería, los agricultores la ararán o la quemarán. Entiendo que el producto es más natural.

Sobre la labor de estas ovejas, como te digo, van cambiando de pastos. Semillas de aquí las trasportan a otros lugares, ya que en su lana llevan millones de semillas, al igual que en sus heces. Ayudan a conservar la biodiversidad.

¿Aquí está reconocida la oveja-bombera?

No, aquí no, hay muchas ovejas y no está reconocidas. Un rapaz de aquí pasaba el puerto y en Asturias le pagaban para que sus ovejas pacieran el puerto, no es como yo que tengo que pagar por arrendar un puerto. Mira por ejemplo lo que ocurre en Galicia, si no hay animales, esos lugares cerrados cada vez lo estarán más y aumentarán los incendios.

¿Por qué crees tú que desde algunas instituciones se está apostando por las macrogranjas de miles de animales como la proyectada en Valderrey con 70.000 pollos o las dos del Burgo Ranero?

Dinero. Estamos hablando de miles y miles de litros de agua. Luego los purines, que es claro y notorio que producen una contaminación que el entorno no es capaz a asimilar. Dicen que dan puestos de trabajo, cuántos, si está todo mecanizado. Es como un pez enorme que se come a muchos peces pequeños. No ayudan a atraer población, al contrario, contribuyen a la despoblación.

 

Violeta Alegre Natal, pastora de extensivo con uno de sus perros.
Violeta Alegre Natal, pastora de extensivo con uno de sus perros.

 

Si estuviese en tu mano, ¿qué harías para mejorar la ganadería extensiva?

En primer lugar valorar nuestro trabajo, creo que a día de hoy está subestimado. Luego está la PAC, algo muy complejo y muy complicado de analizar, pero a grandes rasgos están ayudando a las grandes empresas y a las grandes extensiones y dejando de lado a la gente que empieza. Finalmente la burocracia, sobre todo a los ganaderos trashumantes, es increíble la cantidad de papeleo que hay que hacer para llevar las ovejas de un lugar a otro. Antes hacías un lote de ovejas para Lago de Omaña, como es mi caso. Ahora tengo que leerlas una por una con un lector, ir a La Bañeza para que te saquen una guía de quince o veinte hojas, y claro, pagar dinero por ello y no poco. Alguna vez el sistema falla, tú solicitas el traslado de 700 ovejas pero a ellos solo le aparecen 689. Es muy complicado.

Sobre el tema de leyes, me pregunto cómo se pueden hacer leyes para el campo sin contar con la gente del campo. Un ejemplo, un carea, que a los ocho años es cuando mejor está, según la ley, ya no puede trabajar, porque es maltrato animal. No se puede legislar igual para todos los animales y en todas las condiciones. No se puede legislar igual para un animal de compañía que para un animal de trabajo. Luego el problema de los perros sueltos. Primero me dicen que meta perros mastines para proteger a las ovejas del lobo, pero luego me dicen que no puedo tener a los mastines sueltos, pero tampoco atado, porque me dicen que lo estoy maltratando. No tiene sentido ninguno.

Por último, la comida. Creo que debería fomentarse el consumo de carne de animales en extensivo. Comprar en las carnicerías y no carne en plásticos que se vende en los supermercados. Hay compañeras en Ganaderas en Red que tienen venta directa. Es cierto que no se puede abusar de la carne, no es bueno, pero ves a mucha gente, sobre todo joven, que no come carne porque contamina pero luego no paran de comprarse ropa con lo que contaminan sus tintes o de cogerse aviones, que eso contaminas más que todas las ovejas juntas de la provincia de León.

Vayamos a Ganaderas en Red. ¿Qué avances ves y qué os aporta?

Lo primero es decir no estoy sola, hay muchas más mujeres como yo. En segundo lugar compartir las experiencias, hay mujeres muy válidas que cuentan como realizan su trabajo y siempre se aprende. Hay muchas diferencias entre como manejo yo aquí mis ovejas a como se hace en el sur o en Cataluña, no tiene nada que ver. Sobre alimentación, medicamentos, todo, todo se comparte. En tercer lugar la visibilidad, hemos estado en el Congreso, en Bruselas, en entrevistas, debates, seminarios, etc. Para nosotras son muy importantes las redes sociales, tenemos Facebook, Twitter, Instagram, hasta Tic Toc.

En Ganaderas en Red, ¿ves relevo generacional?

Hay muy pocas jóvenes. Es un trabajo que desanima, ya ves, es sábado y aquí estoy, llega el día de Nochebuena y aquí estoy. Es un trabajo muy esclavo y hoy la gente joven no se quiere agarrar a ello. Luego es un mundo que para empezar de cero, tela. Tú no puedes decir, bueno, pues meto un rebaño de ovejas. Tienes que tener una mayada, unos terrenos, una maquinaria, unos conocimientos. Tú no puedes sacar las ovejas al campo sin más. Si hoy las sacas y las dejas más tiempo del necesario, se pueden empachar y la puedes liar.

A mí me gustaría que esto continuara. En Ganaderas en red tenemos compañeras que fueron directoras de banco, veterinarias, enfermeras, psicólogas, bailarinas, etc., que dijeron estoy de la ciudad hasta arriba y me voy al campo. Se pasan unos años muy difíciles, porque recuperar la inversión es muy difícil, y volvemos a la PAC, si no cumples los requisitos que te piden, no te conceden la ayuda, y así, ¿cómo se va a animar la gente a empezar? Pero si lo consigues está el orgullo de decir, ¡mira qué ovejas traigo! Esto no está pagado.

 

Rebaño de Violeta Alegre Natal
Rebaño de Violeta Alegre Natal
publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad