Laboral

Los sindicatos, el comprador y el vendedor de Laboratorios Ovejero de León firman paz y continuidad

Desconvocada la huelga tras garantizar el grupo Zendal al cien por cien el empleo, el pago de todos los salarios atrasados, incluso con un complemento, y la garantía de que no impondrán movilidad a la plantilla.

Laboratorios Ovejero Fábrica
Las instalaciones de la fábrica de Ovejero.
ileon.com  | 08/06/2021 - 12:58h.

Después de 22 días de huelga, y tras de intensas negociaciones mantenidas por el Comité de Empresa y por representantes de CCOO y UGT con el grupo Zendal, una vez que Centamune, propietaria de Laboratorios Ovejero, ha formalizado la venta de dicha empresa y alcanzando un acuerdo satisfactorio para todas las partes.

Un pacto que pone fin a la huelga en esta emblemática empresa en León desde que en la noche del 7 de Junio se ha llegado a un acuerdo con el grupo comprador, Zendal, que ha sido refrendado por la asamblea de trabajadores de Laboratorios Ovejero por abrumadora mayoría.

El acuerdo garantiza el empleo en la instalación que Laboratorios Ovejero tiene en León, asi como el pago puntual del salario de los trabajadores y la no movilidad forzosa de la plantilla entre los distintos centros del Grupo Zendal.

Además, se compromete la liquidación de las nóminas atrasadas, que se realizara en dos plazos, finalizando el día 31 de julio eincluso fija un complemento de 500 euros por trabajador a pagar en la nomina del mes de junio.

Los dos sindicatos, en una nota de prensa, manifiestan el "reconocimiento" a la Fundación Anclaje por "su buen hacer en la resolución de este problema", originado a su entender "por la nefasta gestión del CEO de Laboratorios Ovejero, Juan Pablo Ovejero". "Y ante la controversia creada por los distintos interesados en la adquisición de esta empresa, queremos valorar muy positivamente el compromiso alcanzado entre el Grupo Zendal y Centamune, que da por finalizado el conflicto laboral, esperando que sea un proyecto de creación de empleo y valor añadido", remarcan.

Por último, agradecen al Grupo Labiana, el inicial negociador de la compra, aunque no se fraguó, por su interés en la adquisición de esta factoría y en especial a su directivo, Manuel Ramos, "que nos ha demostrado su seriedad y comportamiento en la salida de esta crisis".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad