SANIDAD

Diputación de León exige a la Consejería de Sanidad que reabra los consultorios e incentive a los profesionales

Mientras el único líder provincial de un partido diferente al del cogobierno en la Junta ofrece "mano tendida" con la Consejería y enviarle una batería de propuestas en los próximos días, el popular representante de Valladolid Conrado Íscar tuvo duras palabras para Verónica Casado.

Miriam Chacón / ICAL . La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informa de la reunión con los presidentes de Diputación
Miriam Chacón / ICAL . La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informa de la reunión con los presidentes de Diputación.
ILEÓN / ICAL | 13/09/2021 - 18:46h.

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, fue el único líder provincial de un partido diferente al del cogobierno de la Junta que se entrevistó este lunes con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para analizar el polémico plan Aliste para reformar la asistencia en la Comunidad. Tras la reunión, el socialista envió un comunicado de prensa en el que asegura que demandó "la vuelta de los profesionales con la frecuencia que había antes, ya no de la pandemia, sino de la legislatura", e incidió en que "debe incentivarse a los profesionales sanitarios para que se queden en Castilla y León".

"Faltan profesionales, y más que van a faltar, pues la propia administración autonómica estima que más de un millar de médicos están próximos a la jubilación, no podemos seguir pagando la falta de previsión y de acción de las últimas décadas", añadió después de tender su mano a la colaboración para solucionar los problemas que arrastra la Sanidad en el medio rural. Una colaboración que se plasmará en una serie de propuestas que, tal y como se les invitó a hacer, remitirán a la Consejería en los próximos días.

En todo caso, el presidente de la Diputación de León demandó que, "de manera urgente y real, se retome la atención presencial en los consultorios rurales tal y como se venía haciendo hasta la irrupción de un contexto excepcional", y que se haga teniendo en cuenta "el perfil de la población que reside en nuestros pueblos, las condiciones de conectividad que siguen presentando deficiencias que estamos en vías de solventar, y con el compromiso de alcanzar un consenso de todos los grupos políticos en un asunto que exige una sensibilidad extrema".

"Antes de la pandemia defendíamos la necesidad de mejorar la atención sanitaria en nuestro medio rural, ahora lo urgente es volver a recuperar ese mínimo que ya teníamos y retomar esa reivindicación que no hemos olvidado, la de mejorar y ofrecer un servicio estable, cercano y de calidad en nuestros pueblos; no podemos olvidarnos de que sin un servicio tan básico como la Sanidad, la batalla contra la despoblación está perdida, es un derecho básico y fundamental que tienen los ciudadanos y nuestra obligación es dárselo en las mejores condiciones", sostuvo Morán.

"Hay que hacer una reestructuración, pero esa es una responsabilidad de la propia Consejería que no puede derivar a la Diputación de León. Nosotros estaremos siempre, como administración local, dispuestos a colaborar. Lo que le hemos hecho llegar es la queja, el sentimiento, el clamor, de los leoneses y leonesas, porque así nos lo transmiten a diario, y de los alcaldes y alcaldesas, que también perciben todos los días cómo se ha perdido esta atención presencial, ese servicio que teníamos en el mundo rural y que es básico para mantener la población", dijo.

Asimismo, el presidente de la Diputación trasladó a la Consejería su disposición a colaborar en la implantación de la solicitud de cita previa "siempre y cuando se dote al servicio de los medios necesarios para prestar una atención rápida y efectiva a los usuarios". "La mayoría de los habitantes del medio rural son gente mayor, que ni dispone de cobertura móvil adecuada ni sabe manejar las herramientas informáticas", recordó, por lo que considera preciso actuar bajo esta premisa, "la realidad de los municipios", y adoptar las medidas necesarias.

Morán valoró el cambio de actitud del Gobierno de Castilla y León en el que sentido de que, "lo que se nos ha estado negando durante algo más de un año; que no se cerraban los consultorios médicos, han reconocido que sí estaban cerrados, porque han dado la orden de abrirlos" y pide a Casado y a Igea que trabajen con el consenso de todos los grupos políticos.

Más dura ha sido la conclusión del encuentro para uno de los presidentes populares de las diputaciones de la Comunidad, la de Valladolid. Conrado Íscar, que es a su vez presidente de los populares en la provincia vallisoletana, aseguró hoy que el criterio del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se acabará imponiendo en el modelo de mejora de la atención sanitaria en el medio rural. Asimismo criticó la reunión mantenida hoy entre la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y los presidentes de las diputaciones provinciales de la Comunidad. "El encuentro ha servido para poco y llega tarde. Las mejoras en la sanidad de la Comunidad no pueden ser ocurrencias unilaterales y deben contar con el consenso de alcaldes, diputaciones y grupos políticos", aseveró en declaraciones recogidas por Ical

No obstante, calificó de buena noticia la reapertura de todos los consultorios locales y recalcó que con esta decisión ha prevalecido el liderazgo del PP y "nuestro con el mundo rural". Además, Íscar lamentó que aún no se conozca la propuesta de la Consejería de Sanidad para cada una de las provincias y recalcó que "en ningún caso, que a nadie le quepa duda que igual que ha sido la firmeza del PP la que ha vuelto abrir los consultorios, al final se acabará imponiendo el criterio del presidente Mañueco para consensuar entre todos un modelo de mejora de la atención sanitaria en el mundo rural"

Íscar recalcó que Verónica Casado, "como no podía ser de otra manera", ha rectificado y ha asumido la orden del presidente de la Junta.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad