DEMOGRAFÍA

León y Zamora, las provincias con mayor descenso de población de España en 2020

El noroeste y oeste español –con una notoria coincidencia con los territorios de la Corona Leonesa medieval, incluyendo a la Ruta de la Plata y la frontera con Portugal–, aceleró su 'sangría' poblacional durante el año pasado mientras en el este de la península se produjo un claro crecimiento. Los datos de diferencia porcentual del Padrón Continuo del INE en el año de la pandemia del coronavirus manifiestan una inusual escapada de las grandes ciudades españolas a sus provincias adyacentes.

Infografía Pérdida Poblacional España 2020 con Reino de León y Reino de Sevilla
Jesús María López de Uribe | 21/04/2021 - 09:55h.

Si pusiéramos un mapa de la Corona Leonesa medieval y lo colocáramos encima del de descenso de población en España, sus últimas fronteras coincidirían casi por completo. La pérdida de población en el noroeste y este de España sigue acelerándose mientras en Aragón, la zona que suele conocerse como 'vaciada' por los españoles se modera la caída, junto a todo el este de la península.

El mapa de despoblación, en cálculo porcentual, es claro y evidente. La mayoría de las provincias que se concentran coinciden con el viejo reino asturleonés que lideró la repoblación cristiana durante seis siglos en la península ibérica. Galicia, Asturias, la Región de León y Extremadura fueron las que lo componían tras la separación del reino de Castilla y el de Portugal en el siglo XII. Hoy, exactamente son las que más pierden según los datos provisionales del Padrón Continuo a 1 de enero de 2021 hechos públicos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Y en concreto, el núcleo duro del antiguo Reino Legionense: León y Zamora son las dos provincias de toda España que más descenso han sufrido en el año del coronavirus. Uno de cada cien de sus habitantes ya no vive allí. Las dos han perdido un -1,10%. Sólo la africana Melilla pasa del uno por ciento de disminución de sus ciudadanos (-1,01%) en esos infaustos doce meses en todo el país.

Salamanca, la tercera provincia de la Región Leonesa es también una de las que más sufre el descenso de población con un  -0,70% de diferencia respecto a 2019. De hecho el País Leonés pierde 9.182 habitantes, el doble que las seis provincias castellanas de la comunidad autónoma en la que se la colocó en la transición. La pérdida total de habitantes de toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León es de un -0,57% y los más de nueve mil leoneses que ya no viven en las tres provincias del País Leonés suponen el 8,6% de los más de cien mil españoles en los que ha bajado el censo en el año del coronavirus.

Debacle en la Ruta de la Plata y la Raya de Portugal

Asturias también pierde un -0,71% (7.224 personas menos) y Cáceres un 0,72% (-2.820 censados). Todas las provincias gallegas descienden, pero en especial Lugo (-0,64%) y Orense (-0,57%). Palencia y Valladolid, provincias cuya mitad oeste pertenecieron al Reino Leonés, también bajan, aunque en el caso de la palentina un -0,72% y en la pucelana un -0,28%.

Salvo Huelva, todas las provincias de la Ruta de la Plata bajan (Badajoz, un -0,36, y 5 de ellas en las caídas más graves y extremas de toda la península ibérica. Es decir, de las ocho que hay (falta Sevilla que cae un -0,19%), en siete cae el padrón y la única en la que sube lo hace tan sólo un 0,06% (en 335 personas). Es decir, incluyendo las dos provincias andaluzas –que también fueron zona leonesa en la Edad Media por su estrecha relación histórica que demuestra esta ruta milenaria– disminuye el censo en 25.062 personas.

La carretera entre Almeida (Portugal) y Ciudad Rodrigo, cortada. Foto: José Vicente / ICAL.
Carretera fronteriza entre Almeida (Portugal) y Ciudad Rodrigo en la pandemia. // José Vicente / ICAL

Mirando el oeste de España que raya con la frontera de Portugal –sin las provincias de Pontevedra, Lugo, Asturias y León, pero sumando La Coruña y Orense– salvo Huelva todas caen hasta un total de 16.845 ciudadanos. Aunque no exista ya la entidad medieval de la Corona Leonesa –compuesta en sus fronteras finales del siglo XIII por los Reinos de Galicia, León y Badajoz más el de Sevilla en la última vez que existió un rey coronado, Juan I de León–, la comparativa sí es factible y pertinente aún hoy porque son, de hecho, todas las provincias del oeste de España. De las 13, 12 disminuyen su población hasta perder, en tan sólo un año, 32.636 personas. Casi un tercio de toda la pérdida total del país.

Escapando de la gran ciudad

También se puede observar en el mapa interactivo cómo las personas, pese a las restricciones que ha habido de movimientos entre comunidades autónomas durante la pandemia, han escapado de las grandes conurbaciones metropolitanas del país a provincias limítrofes. Es claro en el caso de Toledo, Ávila y Guadalajara que crecen alrededor de Madrid (que cae 34.297 personas, la que más en toda España); la última la que más ha incrementado población de forma porcentual en todo el país con un 1,36% de aumento.

En el de Barcelona (con 31.997 habitantes menos) ganan las tres provincias catalanas Tarragona, Gerona y Lérida, la valenciana Castellón y las aragonesas Huesca y Teruel. Valencia también pierde con Castellón ganando y Sevilla con Huelva, Cádiz y Málaga alrededor ganando población. En el País Vasco Bilbao (provincia de Guipúzcoa) también cae, subiendo Cantabria y la cercana Navarra. En Sevilla se nota también cómo las provincias andaluzas adyacentes de Huelva, Cádiz y Málaga aumentan su población.

La 'España Vaciada' aragonesa pierde mucho menos

Aunque Aragón en su conjunto termina perdiendo habitantes, es notable el crecimiento de Huesca y Teruel, ya que en teoría son la imagen española de la España Vaciada siendo en realidad las del oeste español las que sufre el descenso más agudo como se puede ver en estos datos del año de la pandemia.

En el centro de la península tanto Castilla La Vieja al Norte (salvo Ávila) como las provincias de Castilla-La Mancha (salvo Toledo y Guadalajara) junto las andaluzas de Jaén y Córdoba al Sur, son las otras dos zonas de clara despoblación, pero en un rango menor que el oeste de España y mucho más alejado del desplome en las provincias de León y Zamora. España sigue olvidando al Reino de León y a sus habitantes sin hacer nada por evitar su desaparición.

Por último, en la comunidad autónoma en la que la incluyeron sin preguntar a sus ciudadanos, la Región Leonesa ha perdido más de cien casi ciento diez mil habitantes en el conteo hasta hoy del siglo XXI mientras que las provincias de la castellana ganan 11.000; contabilizando los 4.453 que pierden en 2020 en conjunto estas seis.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad