CASTILLA Y LEÓN

La Junta pide a los Ayuntamientos que sean "severos" con la hostelería y a los ciudadanos que se autoimpongan toque de queda

El vicepresidente autonómico hace autocrítica por la evolución de la quinta ola que ha forzado las últimas medidas: "La gente a veces nos ve y nos pregunta si somos idiotas. Pues sí. Somos idiotas. Hemos cometido los mismos fallos cinco veces, cuando se acercaban vacaciones".

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece ante los medios para informar sobre la situación epidemiológica en Castilla y León, junto al portavoz de la Junta, Francisco Igea
Dos Santos / ICAL . La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece ante los medios para informar sobre la situación epidemiológica en Castilla y León, junto al portavoz de la Junta, Francisco Igea
Elisabet Alba / Agencia ICAL | 20/07/2021 - 14:36h.

La Junta de Castilla y León pide a los Ayuntamientos que sean "severos" con las sanciones a la hostelería incumplidora de las nuevas medidas restrictivas para frenar la evolución de la quinta ola de la pandemia de coronavirus covid-19 y a los ciudadanos que se autoimpongan el toque de queda, porque el Gobierno central no se lo 'permite', entre la 1 y las 6 de la madrugada.

Defienden que desde la administración autonómica se ha tratado de mantener el "equilibrio" entre la necesidad de tomar decisiones para frenar el avance de casos y la de no "castigar" a determinados sectores, en los que insistió no está el foco de los contagios.

En una comparecencia junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se refirió al acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno extraordinario de este lunes para reforzar las medidas especiales salud pública, que buscan intentar contener los casos de coronavirus.

Igea recordó que la semana pasada se decidió crear un equipo de trabajo entre la Consejería de Sanidad y la de Fomento y Medio Ambiente para diseñar un conjunto de medidas que logren frenar la incidencia, que señaló afecta a todos los grupos, con diferencias entre los de 15 a 39 años y los mayores de 65 años.

Esto, añadió el vicepresidente, ha hecho tomar este nuevo conjunto de medidas, que acordaron los miembros del grupo formado y que asumió como propio el Consejo de Gobierno en una reunión telemática este lunes.

Al respecto, la consejera de Sanidad argumentó que estas nuevas medidas responden a que la Comunidad no podía recurrir al toque de queda, ante la negativa del Gobierno de implantarlo en todo el territorio nacional y la negativa ya expresada anteriormente por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) y el informe de los servicios jurídicos. En su opinión, esta medida, junto a la vacunación y la mascarillas, son las que han demostrado más eficacia.

Por ello, Verónica Casado señaló que la Junta ha tratado de tomar las medidas más "quirúrgicas" y "selectivas" posibles. Además, pidió limitar los contagios, porque indicó que es la mejor forma de ayudar al sistema sanitario y a unos profesionales que recordó están "absolutamente exhaustos".

Por otra parte, el vicepresidente pidió extremar la vigilancia para lograr el cumplimiento de la prohibición ya existente de beber en la vía pública y recomendó evitar encuentros sociales fuera de grupo de convivencia estable.

De esta forma, Igea volvió a hacer un llamamiento a toda la ciudadanía a la "responsabilidad individual", porque la incidencia -dijo están descendiendo "ligeramente", pero advirtió de que se va a vivir durante esta semana y la próxima un incremento de las hospitalizaciones y de la presión sobre el sistema sanitario.

Por ello, pidió por favor a la ciudadanía, las autoridades locales y la Delegación del Gobierno en la Comunidad la máxima colaboración para lograr el cumplimiento lo más estricto posible de las normas y a la población y policía locales que sean "rigurosos" con la tramitación de las denuncias en el caso de que haya infracciones que sean severas. "Vamos a intentar que no paguen justos pro pecadores en el incumplimiento de las normas", apostilló.

Derivaciones de responsabilidades al margen, Igea ha aprovechado su comparecencia en la rueda de prensa, que inicialmente no estaba prevista, para hacer autocrítica por la evolución de la situación epidemiológica que ha tenido la curva más rápida desde marzo de 2020: "La gente a veces nos ve y nos pregunta si somos idiotas. Pues sí. Somos idiotas. Hemos cometido los mismos fallos cinco veces, cuando se acercaban vacaciones. Pero hemos cometido los mismos errores todos, no solo la Junta".

El dato positivo sería que la incidencia parece haber 'tocado techo' y estaría ya en una tendencia a la baja, por lo que hasta el momento la Consejería de Sanidad no se plantea pedir a los sanitarios que pospongan sus vacaciones de verano como sí han hecho ya otras Autonomías como Baleares. "No vamos a dejar a los profesionales sin vacaciones. Necesitan descansar para hacer un buen trabajo", subrayó Casado.

Bienvenida a los test de autodiagnóstico

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, dio hoy la bienvenida a la dispensación sin receta en las oficinas de farmacia de los test de autoevaluación de la covid-19 aprobados en Consejo de Gobierno; pero ve necesario un protocolo para que los positivos lleguen al sistema para su confirmación.

Casado explicó que su departamento ya trabaja con el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla y León (Concyl), para fijar un diagrama de flujos y buscar la mejor estrategia,

Confuió en que los test no sobrecarguen a la Atención Primaria, que no puede perder el rastro de esa prueba. "Tenemos que registrar, abordar, aislar y cuarentenar" y coordinarlo con Atención Primaria. "Es una buena noticia, pero necesita gran coordinación entre las farmacias y el sistema, y funcionar bien".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad