TRIBUNA DE OPINIÓN

'El juego de la bandera'

El escritor Abel Aparicio critica el voto del partido leonesista UPL a favor de la supresión del impuesto de sucesiones autonómico propuesto por PP y Ciudadanos.

Ágora País Llionés
Abel Aparicio | 02/05/2021 - 12:10h.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), una bandera es una tela de forma comúnmente rectangular, que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza y se emplea como enseña o señal de una nación, una ciudad o una institución. Por lo general, y en el País Leonés no íbamos a ser distintos, muchas veces es la derecha más rancia, clasista y/o neoliberal la que hace gala de ella para intentar tapar unas políticas que no van dirigidas a la mayor parte de la población a la que dicen representar, si no a las clases más altas. Ejemplos cercanos los tenemos con el PNV en Euskadi con sus políticas públicas, JxCat en Catalunya, donde, no olvidemos, se hizo uno de los recortes más drásticos en la sanidad pública, la de todos y todas, o en los distintos gobiernos de la Comunidad de Madrid con sus habituales recortes en educación, de nuevo, la de todos y todas.

Esta semana la Unión del Pueblo Leonés (UPL) votó a favor de la supresión del impuesto de sucesiones en las Cortes de Castilla y León. Esta eliminación tributaria solo beneficiará a 701 personas de la comunidad autónoma, el 0´6%, ya que solo se verán afectadas con esta medida aquellas personas que hereden más de 400.000 €, pero solo en los casos de parentesco de grado I y II (padres, hermanos y abuelos). Tuvo que ser una leonesa, concretamente de Salamanca y del PSOE, Rosa María Rubio Martín, la que pusiese de manifiesto todas las falsedades que allí se estaban diciendo. Estos constitucionalistas solo recuerdan algunos artículos, otros, como el 31.1 parecen obviarlos: "Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio." Horas después de que fuera aprobada la medida, un troll de Twitter me decía que no tenía que pagar impuestos por heredar la panadería de sus padres. Al margen de que pagar impuestos porque tus padres te dejen la vida resuelta es algo de justicia, en la actualidad ya no se pagaba por trasmisión de empresas a familiares.

Lo lamentable de todo esto es que vemos a la UPL denunciando el estado de la sanidad pública tanto en el sur del País Leonés (Béjar) como en el norte (Bierzo y Laciana); el estado de la educación pública tanto en el norte del País Leonés (Villaquilambe) como en el centro (Zamora). Ante esto solo cabe preguntarse, ¿cómo piensan en la UPL que se financian los servicios públicos si no es con impuestos? Que tenga que venir el FMI, repito por si alguien pensó que leyó mal, el FMI, a indicarnos que el Estado español debería aumentar la presión fiscal a las grandes rentas y patrimonios para salir del enorme pozo que nos va a dejar la pandemia, debería hacernos plantear qué estamos haciendo rematadamente mal.

Volviendo al principio, las derechas siempre se entienden, independientemente de la bandera que lleven, y eso acaba perjudicando a la mayoría. La abstención de la UPL en la moción de censura alegando la postura del PSOE (dantesca, por cierto) en cuanto a la formación de una autonomía leonesa fue de órdago, ya que es la misma postura que tienen tanto el Partido Popular como su marca blanca (Ciudadanos).

Soy ferviente defensor de una autonomía leonesa por muchos y diversos motivos, pero teniendo como base la justicia y quien más tenga más contribuya. No dejemos, una vez más, que los neoliberales se adueñen de una bandera que es de todas las leonesas y leoneses.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad