Actualidad

Catalunya abrirá el lunes los bares hasta las 17.00 y mantiene el toque de queda nocturno hasta 2021

La prohibición de salir del municipio o la comarca durante el fin de semana seguirá en vigor como mínimo hasta justo antes de Navidad, según el plan de Salud e Interior al que ha tenido acceso elDiario.es.

comercio coronavirus cataluña catalunya covid
Un comercio catalán en plena pandemia.
Pau Rodríguez / Oriol Solé Altimira / elDiario.es | 17/11/2020 - 13:17h.

La segunda desescalada empieza el próximo lunes 23 de noviembre en Catalunya con la reapertura parcial de bares y restaurantes, teatros y cines. En una primea fase, los restaurantes podrán reabrir solo hasta la tarde y con una limitación de aforo del 30% en su interior y en las terrazas.

Sin embargo, las restricciones de movilidad como la prohibición de salir del municipio durante el fin de semana, el confinamiento perimetral de la comunidad y el toque de queda nocturno, medidas todas ellas muy similares a las que aún rigen en Castilla y León, se mantendrán varias semanas. Así consta en el borrador del plan de la desescalada de la conselleria de Salud e Interior de la Generalitat, al que ha tenido acceso elDiario.es.

El documento prevé una desescalada en 4 fases, cada una de ellas de quince días, y el avance se decidirá en función de los datos epidemiológicos. A partir del próximo lunes, bares y restaurantes podrán servir en las mesas de 6.00h. a 17.00 horas, tanto en su interior en terrazas con aforos reducidos del 30%. Los cines, teatros y salas de conciertos también podrán volver a abrir con una limitación del 50% del aforo. El aforo a los comercios seguirá limitado al 30% y las reuniones sociales a seis personas.

En la segunda fase de reapertura, que empezaría el 7 de diciembre, el aforo en las terrazas e interior de bares y restaurantes se amplia al 50%, manteniéndose el horario reducido. También crecerá hasta la mitad el aforo permitido en los comercios, cines, teatros y actos culturales si la evolución de la epidemia lo permite. En esta segunda fase se permitiría salir del municipio durante el fin de semana, pero no de la comarca en la que se reside.

Durante el primer mes de desescalada –es decir, como mínimo hasta el 21 de diciembre, en vísperas de Navidad–, se mantendrá la prohibición de salir del municipio o la comarca en el que se vive durante el fin de semana. El toque de queda nocturno (de 22.00 a 6.00) estará en vigor durante todas las cuatro fases de desescalada que contempla la Generalitat, es decir, como mínimo hasta enero de 2021. Las escuelas también seguirán abiertas durante las cuatro fases de desescalada, pero el bachillerato y las extraescolares no volverán a la presencialidad total hasta la última fase, es decir, hasta después de las vacaciones de Navidad. Las clases teóricas en la Universidad seguirán en formato telemático en todas las fases.

Fase 3: reuniones de hasta 10 personas

En la fase 3 de reapertura, que si todo prosigue según lo esperado podría empezar el 21 de diciembre –justo antes de Navidad– las principales novedades serán el aumento de las reuniones sociales de seis a diez personas y el levantamiento del confinamiento perimetral de fin de semana. Sobre este último, se permitirá la movilidad entre regiones sanitarias que estén en la misma fase, aunque seguirá restringida la entrada y salida de Catalunya. Asimismo, los bares ya podrán abrir hasta las 21 horas y podrán empezar a abrir los centros comerciales.

En la fase 4, que iría del 4 al 17 de enero, se recuperaría la actividad lectiva presencial al 100% en Bachillerato y FP (aunque las universidades seguirán con clases teóricas virtuales). El resto de actividades económicas, sociales y culturales se mantendrán abiertos con los mismos de aforos. Durante esa fase seguiría manteniéndose el cierre perimetral de la comunidad autónoma "sin motivo justificado".

Los criterios para avanzar, en función el territorio

Para avanzar en el plan de desescalada, el documento de Salud plantea unos criterios básicos que se deberán revisar cada 15 días –el período que se prevé que dure cada fase–, y que se podrían aplicar de nuevo en función de los territorios. Lo que no se especifica es si se volverá a recurrir a las Regiones Sanitarias.

Básicamente, lo que estipula el plan es que para saltar de una fase a la siguiente habrá que tener una RT "persistentemente" por debajo de 0,9 (ahora está por debajo de 0,8) y una reducción también de los ingresos hospitalarios semanales. Si estos indicadores no van a la baja sino que se estabilizan (con una RT entre 0,9 y 1) se planteará prorrogar una misma fase. Y si los indicadores son elevados (RT por encima de 1 y los ingresos hospitalarios subiendo) se revisará si hay que dar marcha atrás.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad